LAS MERCEDES DEL LLANO: MÁS DE UN SIGLO DE HISTORIA

LAS MERCEDES DEL LLANO: MÁS DE UN SIGLO DE HISTORIA
LIBRO DE EDGARDO MALASPINA.

PADRINO DE LA 1RA. PROMOCIÓN. MISIÓN SUCRE.

PADRINO DE LA 1RA. PROMOCIÓN. MISIÓN SUCRE.
ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD

I PROMOCIÓN DE DERMATÓLOGOS.UNERG.2001

I PROMOCIÓN DE DERMATÓLOGOS.UNERG.2001
DERMATÓLOGOS.2001

PLACA DE RECONOCIMIENTO

PLACA DE RECONOCIMIENTO
X PROMOCIÓN DE MEDICOS.UNERG.2010

HUESPED DISTINGUIDO.

HUESPED DISTINGUIDO.
ORTIZ.2008




XXIX CONVENCIÓN NACIONAL DE CRONISTAS OFICIALES DE VENEZUELA

XXIX  CONVENCIÓN NACIONAL DE CRONISTAS OFICIALES DE VENEZUELA
MATURÍN.2011

HUESPED DISTINGUIDO.MATURIN.2001

HUESPED DISTINGUIDO.MATURIN.2001
MATURIN.2011.

sábado, 8 de noviembre de 2008

IMÁGENES DE LAS MERCEDES DEL LLANO

PLAZA BOLÍVAR DE LAS MERCEDES DEL LLANO.(FOTO: EDGARDO MALASPINA, 2008)
LOGIA MASÓNICA DE LAS MERCEDES DEL LLANO.(FOTO: EDGARDO MALASPINA,2008)

IGLESIA DE LAS MERCEDES DEL LLANO.(FOTO: EDGARDO MALASPINA,2008)


domingo, 2 de noviembre de 2008

DISCURSO DEL DR. ARGENIS RANUAREZ CON MOTIVO DE LOS 140 AÑOS DE LAS MERCEDES DEL LLANO.


Las Mercedes Del Llano: Ayer, Hoy y Mañana


Argenis Ranuárez A.


LAS MERCEDES, antes de ayer, el mismo limpísimo cielo azul lleno de copos metamórficos que se funden, se fusionan y se desvanecen. El suelo, terroso rojiamarillo, médano en trechos para aliviar las plantas desnudas. El río a lo lejos, regalando vida de sabana a morichal y antes de ayer, el puro de alma caminando, cazando, pescando, viviendo, reinando antes de la llegada del que trajo espada y cruz.
Antes de ayer, el horizonte como única respuesta a las preguntas de las pupilas, al sur, bien y bastante al sur, el gran río y al norte, bien y bastante al norte, el suelo empinado en colinas y galeras, mudos testigos de tiempos remotos, mar que se fue, tierra llana que quedó para que en ella nazcan historia, mito y leyenda.


AYER LEJANO

Una migración desde PALACIOS, hato de los déspotas hermanos Vargas, trajeron a un hombre llamado Jorge Carpio, madre, hermana e hija llamadas MERCEDES, dieciocho familias con ellos, vacas, caballos y yeguas llegaron a LA ATASCOSA ABAJO, jagüey de cristalina agua, Carpio compró a Rafaela Álvarez de Belisario y en este corazón de sabana fundó sin mucha solemnidad un centro poblado al cual dio nombre de LAS MERCEDES, un año después.
Era julio de 1868 y los estudios sobre esa historia de este pueblo la inicia el Médico, poeta, rector y coleador Julio de Armas Mirabal. Vendrán luego trabajos del Cronista Malaspina, descendiente del Italiano de Nápoles Michelle, quien trajo el apellido a Venezuela, anclado en Santa María de Ipire desde finales del décimonono siglo, con rama zaraceña que dio un poeta llamado José y un embajador llamado Luis, venidos los otros para este pueblo para multiplicarse en nombres criollos como José en recuerdo del Giuseppe que se quedó en Italia y Luis, como el otro tío abuelo llamado Luiggi.Ese cronista que hoy recibe la confirmación oficial merecida y bien ganada con catorce años de esfuerzo sostenido. Malaspina nos pone en conocimiento de lo ocurrido desde ese 1868 hasta finales de los noventa, en tres libros que hablan breve y bueno sobre la historia del pueblo.
En ese proceso aparecen nombres venidos de cerca y de lejos: Cipriano González viene de Barbacoas, se establece como comerciante, de Altagracia vienen dos Migueles, Carvallo y Carchidio y finalizando el siglo llegaron de Chaguaramas José Antonio Márquez- de él el nombre de la casa Marquera-, y finalizando el siglo llegan tambien Vicente González, los hermanos Marrero y Rafael Ledezma Camejo, apellido que desde entonces forman parte de la historia del pueblo de Las Mercedes. Antonio Camejo y José Gregorio Celis llegan en la primera década del siglo veinte. Camejo es boticario, funda el primer establecimiento y muerto por la gripe española, se encarga su hermano el Doctor Luis Camejo, primer médico del pueblo y sus alrededores.Camejo venía de Chaguaramas y Celis de La Pascua. Celis se dedicó a su actividad de ganadería.

Julio de Armas, en su obra CAMINO REAL, publicada en México en 1959, nombra entre la gente laboriosa formada en este lugar o venida de otras partes, a Gustavo Infante, Diógenes López, Los Manuitt, Pedro Ramón González, Saturnino Dale, Héctor Arévalo, Los Bolívar, Antonio y Elicio Marchena, Francisco Carvallo, José Gregorio Celis, Pedro Rachadel, Antonio Ascanio, Mario Herrera, Antonio Carpio, Manuel Aular, Hermanos Turupial, Celestino Tovar, Los Prieto, Doctor Julio de Armas Matute, Emiliano del Corral, Nicolás Pierro, entre muchos otros.
Para nosotros, Las Mercedes es la voz recia del Toro Negro y de su novillo cebruno, médico de animales, coplero y coleador, llamado Braulio como el padre, es la voz de Ángel Ávila con su canoero escuchado hasta en la plaza, es la voz de Fredy López, el hijo de Sixta, celebrando al ferrocarril de los llanos, hoy realidad en ciernes, es el Llanero Feliz, llamado Alberto Díaz, embajador de su pueblo en toda Colombia, animado y animoso integrante del equipo de trabajo de Centro de Estudios del Llano de la UNERG, Las Mercedes es la voz que todavía parece escucharse en la distancia, de nuestro magistral hermano llamado Salvador González en serenatas al pie de las ventanas o de Chico Sivira,de la dinastía de ancestros falconianos, es Auspicio con sus canciones y su hija Rosety con su voz que enamora. Es Franklin Holder, locutor de los buenos y es Francisco su padre, sangre antillana, pasión mercedense, mercedeña y mercedaria, presente Francisco en el recuerdo, es Pedrito Carrasquel, más de cuarenta años en la Secretaría del Juzgado, veintisiete sin tomar vacaciones, es el Guyón padre de los Guyón Celis, treinta años de Juez en el pueblo de la Pascua, es Carlos Juvenal Chirinos, filólogo, escritor de finísima prosa, es “EL MEJOR JINETE”, llamado Telmo Rodríguez, coplero y coleador presente en el recuerdo, de cuya descendencia uno llamado Oswaldo dejó huella profunda y obra escrita en verso, y otro llamado Thelmo, como el viejo, obra magnífica sobre voces llaneras. Las Mercedes es Arturito Carpio, toda esplendidez campechana, compañero nuestro de escuela hace como cien años, si cada uno vale dos. Y son los hijos de Don Celestino y Doña Flora, amigos del alma, entre ellos uno compañero nuestro de gallos y de toros, llamado Manuel Felipe o Manolo, muerto con su hermano Guillermo una noche regresando del pueblo, allá en Los Negros. Y sus hermanos Mon, Lia, Flora, Ivón, Flor Celeste y Goyo, para nosotros este pueblo, ese portento de la dignidad llamado Armando Landaeta, anestesiólogo como nuestro padre, y lo son también sus hermanas, colegas nuestras del aula y del foro. Este pueblo es La Chata Ledezma, pedagoga de altos kilates, y su hermano El Mocho Celestino, compañero de conspiraciones de todos los conspiradores, promotor de obra educativa superior, trashumante mandado a matar según esa otra leyenda, el poeta de Garcitas, Ángel Eduardo Acevedo, plenipotenciario del llano ante el mundo, con discurso en verso y en copla; bandola, violín y cuatro. Es Agustín Contreras llevando y trayendo gente de aquí para San Juan y de allá para acá todos los días, toda una vida, y es su hijo César, guardado hace poco en El Edén de los Recuerdos de San Juan. Y Las Mercedes nosotros la asociamos con los inolvidables Antonio y Luis Camejo y a Carlitos, compañero nuestro de universidad, y a los hermanos Alberto y AgustínTurupial, luchadores contra la dictadura, co-fundador de periódicos aquí Alberto, preso guasinero, senador después. Casado co Idilia, integrante de la genial familia Rodríguez Rodríguez, hijos de Francisco Javier, talabartero nacido en Ipire, casado con Clara Rodríguez Rico, hermana de Guillermo y de Francisco, prefecto de este pueblo de nuestro especial afecto.
Las Mercedes es Ramón Blanco, nacido el 33, conocido como Ramón Zurita, amante de la historia local, quien cuenta con detalles la historia de La Quinta, de barro la primera, Colombia con Simón Rodríguez.
Las Mercedes, Las Mercedes del Llano es Saturnino Dale y Dale Nino Dale que ser honesto es lo único que vale, Las Mercedes son esos hermanos venidos de Santa María, Carmelo, Francisco, Rafael, Antonia y Miguel Tiape, hijos de Raimundo y de Inés, fundadores del Ciruelar, allá en Tropezón, donde pasado mañana se reunirán. De ellos viene esta mujer a quien llamo MIKOTO, dueña de mi vida, co-autora de cuanto soy. Las Mercedes es un moreno llamado Rafael, cantautor y dirigente de la Cultura y del gremio de folkloristas, Rafael Matos. Para nosotros Las Mercedes es su gente por encima de todo y de su gente, esos gemelos llamados Mireya y Hernán, hijos de Gustavo Infante y de Flora Manuitt, Mireya casada con Máximo, abogado y poeta de alta factura, gobernador y parlamentario, nacido en Orituco, renacido en La Pascua, y Hernán primer corredor de autos en una carrera de Caracas a Bogotá en 1960, en un viejo Volvo con su compadre, nuestro primo Rubén Balza. Aquí nació Víctor Pérez Rojas, Jefe Máximo de la Iglesia Católica en Apure, amante del llano y de los caballos y aquí nació otro prelado eminente, llamado Raúl Ascanio Chirinos, Teniente Coronel, Jefe de Capellanías del Ejército, Vicario de Calabozo y Párroco de San Juan, hermano de Manuel mi hermano, y de Carlos, Luisa y Jesús, los soñadores de Mata e Juaja. Para nosotros Las Mercedes es Raúl Celis con su inagotable repertorio de cuentos, chistes y anécdotas. Es Manuel Figueroa con sus versos a la tierra y a la gente, y es Felipe Rodríguez, El Poeta del Pueblo con sus libros y sus cuadros y su viudez a cuestas de su inolvidable Marcela, también mercedense, sobrina de Augusto Rodríguez, hijo de Morroco y de Pilar, anclado Augusto en la calle Zaraza de San Juan hace medio siglo, jubilado como honestísimo empleado de la Gobernación, trovador octogenario todavía con dedos y voz para rato.
Las Mercedes son el medio centenar de maestros, los 85 licenciados y profesores, los catorce militares desde el General de tres soles llamado Raúl Baduel. Figura del pasado reciente, del presente y del futuro, hasta el Maestro Orlando Vásquez, pasión mercedense con su voz y su cuatro, en cualquier lugar y a cualquier hora.
Las Mercedes es la memoria de Antonio Marchena, promotor del progreso, y es Ewing Malaspina, nuestro amigo de la adolescencia, aprendimos a cazar pájaros con pega elaborada con sabia de árboles.
Esa gente ha sido y es Las Mercedes del Llano de ayer y de hoy, esos 47 médicos, 9 veterinarios, 2 arquitectos, 1 obispo, Un vicario, 4 farmacéuticos, 4 bioanalistas, 59 abogados, contabilizados todos por Saúl Sivira, Ingeniero , Profesor y Poeta, más los que tendremos que agregar, escapados a su prodiga memoria y los que se han graduado desde esos ENCUENTROS VIRTUALES sivirianos, y a los tres policías de alta escuela aquí nacidos, los hermanos Ramírez Pinto, dignos ejemplos ante el país de la vergüenza y de la dignidad llaneras. Es Concho Moreno y su esposa Isbelia, cuya hija llamada Arisela, quien fue nuestra alumna fue guardada en la tierra ayer en San Juan.
Las Mercedes es el ayer de Julio de Armas Matute, sobrino del médico llamado Doroteo de Armas Matute, graduado en la UCV, en 1884, rector del Colegio de Primera Categoría de Ciudad Bolívar, ese Julio último que fue rector de la Central y Ministro de Educación, escribió en el CAMINO REAL citado, que para esos días de su relato, Las Mercedes era petróleo, petróleo y petróleo. Las Mercedes de Pedro Sivira son resultado del hecho histórico novelado, al estilo de otro grande del llano, José León Tapia. EL FANTASMA Y LOS RESIDENTES da cuenta del pasado reciente, un cambio de vida tras el abrupto cambio de la fuente de riqueza.
Lasv Mercedes de hoy,la vemos espiga y grano, siembra y cosecha. Es vacada para la leche y novillada para la carne, es gente buena hoy como la de ayer, es canto a la vida, himno al trabajo, poema al amor, búsqueda y encuentro de los orígenes remotos y recientes, es empeño creador que no da tregua ni pausa. Las Mercedes serán generaciones luminosas, lo advertimos: poetas laureados, escritores prolíficos, científicos de renombre, protagonistas de la Historia del siglo XXI, Artistas Internacionales, prosperidad económica y presencia mercedense en los grandes escenarios políticos, económicos, científicos y culturales.
Y es nuestro deseo para esa Mercedes, que se legisle para que no nos crezca vertical, porque en el llano no deben el hierro y el concreto tapar al sol ni detener el viento, es nuestro deseo que se cumplan los de nuestro hermano y maestro Adolfo Rodríguez con su mil veces propuesto MUSEO DEL LLANO, el ATENEO de nuestro inolvidable Manuel Ascanio y el MUSEO DEL COLEO de Julio de Armas, que buen homenaje sería en los cien años de su nacimiento, aquí en Las Mercedes que tanto amó, en la Casa de la Cultura o en otra casa que alguien done o venda para hacer realidad los sueños de esos tres grandes guariqueños. Que hospital bien dotado salve vidas y universidad las enrumbe.
Y otro deseo nuestro lo dejamos en las impolutas manos de médico- cronista Malaspina. Una biblioteca virtual sobre el llano. Una biblioteca virtual con todo cuanto sobre el llano se haya escrito y se escriba, se dibuje, se pinte, se retrate o se filme, de ese llano Total que ocupa cinco estados de Venezuela y cinco departamentos de Colombia, para que desde cualquier rincón del planeta, con un clic se tenga acceso al mágico mundo que tiene Las Mercedes como epicentro de grandes movimientos del espíritu humano, al llanero como neo- etnia tricentenaria con toda su grandeza, y a la llaneridad como forma de sentir y de ser única, irrepetible, inigualable en esa biblioteca –museo, los periódicos de ayer:” El Porvenir “, “Frente Joven”, “Adelante”, “Punteral” y allí por supuesto, periódicos y revistas de hoy, incluidos los medios alternativos impresos que hacen los estudiantes de Las Mercedes, y también las frases del día de Antonio Angelino.
Y no podemos terminar estas palabras sin mencionar entre lo especial de esta tierra, la manera de concebir los mercedenses a la familia. Esa forma de ser familiares, ese amor expresado en presencia oportuna, en la bonanza o en la carencia, en la adversidad o en el triunfo. Una familiaridad traducida en solidaridad total, absoluta, sin poses, sin segundas intenciones, sin reservas y sin aspavientos. De esa forma que solo en Las Mercedes hemos visto, los Encuentros familiares en y fuera del terruño nos proporcionan un especial placer. Creemos que solo los principios sembrados en el seno de la familia podrán llevar a una sociedad nueva, no las consignas ni los slogan pintados en calles o plazas.
Se hace necesario entonces que quite unos minutos de su valioso tiempo para referirnos a dos familias entre cuyos integrantes el amor filial es lazo indestructible. Solo a manera de ejemplo, porque aquí por fortuna es norma esa práctica.
Los GUYON provienen de un capitán del ejército francés, llamado LUCIANO GUYON VALDIVIESO, nacido en Lyón, de madre española, quien estaba en servicio en Las Antillas y vino a parar en Ciudad Bolívar, por el Orinoco y fue luego a EL YAGUAL en Apure, se casó con la calaboceña AMALIA PEREZ VISO, con quien procreó ocho vástagos : Carlos, Luis, dentista de los buenos, llamado la Paraulata de Las Mercedes, por su amigo Braulio Palma, Pierre, Anicio, Josefina, Ana, Amelia, Lidya y Cristina, venidos a este pueblo desde Apure, donde nacieron. Los años cuarenta hubo oleada de gente que vino tras el sismógrafo. Se han reproducido en los Guyón –Celis, Fernández-Guyón, Guyón-Pierro, Guyón-Herrera, Guyón-Bolívar y Guyón-Álvarez. Los Fernández Guyón vienen por vía paterna de español y alemana, padres de Santiago Fernández, falconiano enemigo del gobierno de Gómez, administrador de la Compañía Inglesa. Son los Fernández-Guyón: Lidya, Carmen Luisa, Luis José, Francia, Isabel, Rodolfo, Enrique, Rolando, Amelia, Yelitza, Anicio, José Gregorio y María Eugenia que son quince, y el mayor, llamado Pedro Carrasquel. La otra familia mercedense son los Ruiz, hijos de María Ruiz, venida de Tucupido, nacida en el catorce, padre de ellos Luis Magín Bolívar, vallepascuense nacido en en mil novecientos. Constituyen un emblema de Las Mercedes.
Los Ruiz llevan 16 encuentros familiares. Los Ruiz eran nueve: Luis Enrique, María Luisa, Jaime, Rubén, Roger, Alfredo, Iraima, Iridia y Luis. Roger se fue primero en viaje sin regreso, el 2004. Le siguió Luis Enrique, al año siguiente. Esas ausencias han redoblado la emoción de reencontrarse y las banderas que dejaron los viajeros la llevan sus hijos y sus nietos, Esos Encuentros se han realizado en distintos y distantes lugares de Venezuela, donde quiera que cada uno de ellos vive, pide y se le concede la sede.
Tienen un himno escrito por Alfredo, con arreglo de los muchachos músicos de la familia, y tienen un escudo familiar diseñado por Mariita o María Milagros Celis Ruiz, con ocasión del XVI Encuentro, realizado hace un mes en Valle Alto, Villa de Cura. Esos encuentros merecen atención, aplauso, seguimiento y repetición. Elaboran programa, hacen recepción, se instalan, distribuyen material de apoyo, tienen reflexiones, juegos, misa, paraliturgia, congresillo, premio a la excelencia académica, ternera y mucho más, Esos encuentros deben incorporarse a la Historia Contemporánea del pueblo. Esos Ruiz son gente humilde, gente de trabajo, gente de bien. Hay en ellos maestros, abogados, médicos. Frente a un volante Luis Enrique bregó duro para sacar adelante a los suyos. Son ejemplos de lucha por la digna subsistencia.
EL 2006 celebraron en La Grita, los setenta de María Luisa, llamada Mana, noble y buena como todos ellos, hermana y madre de todos ellos.
Cerremos, que largo hemos hablado. Si al momento de partir se nos permitiera como aquel anciano en la película CUANDO EL DESTINO NOS ALCANCE, encogiéramos para el oído, el alma llanera interpretada pos Salvador González, y para los ojos, un paisaje de llano, una sabana reverdecida, con un caballo blanco en viril retozo y en el azul del cielo, los copos fundiéndose, fusionándose, desapareciendo. Entonces, una sonrisa, la última, dirá que volvimos a la nada con los sueños cumplidos y con las promesas pagadas.
Escuchemos el himno de los Ruiz y hagámoslo nuestro en este momento estelar de nuestra vida.



A la orden.





Las Mercedes Del Llano, 24-09-08

jueves, 16 de octubre de 2008

140 AÑOS


140 AÑOS DE LAS MERCEDES DEL LLANO

Las Mercedes del Llano, ubicada en el centro del Estado Guárico, está cumpliendo 140 años de fundada..El primero en investigar su origen fue el Dr. Julio De Armas, quien escribió en El Nacional , el 23 de noviembre de 1952, en su columna Puerta de Golpe: “…Detrás del fundador, Don Jorge Carpio, en 1868, venían su madre, Doña Mercedes ,su hermana Mercedes y su hija, que también en sucesión nominal se llamaba Mercedes, y de allí el nombre del pueblo”. Las Mercedes del Llano es la capital del municipio del mismo nombre, conformado además por Puerto Cabruta y Santa Rita de Manapire. En esta última nació el héroe Juan José Rondón.. De Las Mercedes son Monseñor Víctor Pérez Rojas, Obispo titular de Tagaria y de San Fernándo de Apure; Monseñor Raúl Ascanio, Capellán del Ejército; el General Raúl Baduel; el Capitán Carlos Guyón Célis; los cantantes Angel Ávila(Lamento del Canoero), Fredy López, Braulio Palma(El toro negro) y Mario Parra (Ojos negros); los poetas Angel Eduardo Acevedo (Garcita) y Orlando Menessini Flores; los empresarios Adán Célis y José Manuel González , presidentes de Fedecamaras ; los deportistas Pedro Yeguez (campeón nacional de salto de altura), Luis Aponte(destacado beisbolista) y Armando Guevara (boxeo, juegos olimpicos de Moscu, 1980); y un soñador como el Mocho Celestino Ledezma. Argenis Rodríguez, quien vivió algún tiempo en el pueblo, escribió muchos relatos sobre el mismo.Adolfo Rodríguez una vez dijo sobre Las Mercedes del llano: “El absoluto estuvo allí. Nada faltaba. Si algún lugar hubo para la felicidad fue allí. Valía la pena todo”.(Publicado en Últimas Noticias y El Nacional)


Edgardo Malaspina

sábado, 4 de octubre de 2008

CELEBRACIÓN DE LOS 140 AÑOS DE LAS MERCEDES DEL LLANO

Bautizo del libro de Inés Vargas "Relatos del Ciruelar"
Bautizo del libro "Oswaldo Rodriguez, un guariqueño ejemplar.

El alcalde Carballo y el presidente de la Cámara, Marcano, rinden homenaje al fundador del pueblo, Don Jorge Carpio, eternizado en un busto.


Argenis Ranuarez, Orador de Orden.



Palabras del Dr. Edgardo Malaspina.




Juramentación del Dr. Edgardo Malaspina como cronista oficial de Las Mercedes del Llano. Toma eñl juramnento el Lic. Marino Marcano, presidente de la Cámara Municipal.





Raúl Carballo, alcalde de Las Mercedes, inauguró el acto. Aquí al lado del señor Neri Reina.






Maestra Dalila de Arbelaez presente en la celebración de los 140 años de la fundación de Las Mercedes del Llano. Acto del 24 de septiembre de 2008 en el Salón de Sesiones de la Alcaldía.







domingo, 21 de septiembre de 2008

140 AÑOS DE LAS MERCEDES DEL LLANO. PROGRAMA DE CELEBRACIÓN

PROGRAMA

EL 24 DE SEPTIEMBRE DE 2008 CELEBRAREMOS LOS 140 AÑOS DE LA FUNDACIÓN DE LAS MERCEDES DEL LLANO. EL PROGRAMA ES EL SIGUIENTE:
1.PALABRAS DE BIENVENIDA DEL ALCALDE, SEÑOR RAÚL CARBALLO.
2.PALABRAS DEL DR. EDGARDO MALASPINA, CRONISTA DE LA CIUDAD.
3. DISCURSO POR PARTE DEL ORADOR DE ORDEN, DR. AGENIS RANUAREZ.
4.DEVELACIÓN DEL BUSTO DE DON JORGE CARPIO, FUNDADAOR DE LAS MEREDES DEL LLANO.
5.BAUTIZO DEL LIBRO SOBRE OSWALDO RODRIGUEZ,POETA MERCEDENSE EJEMPLAR.
6.BAUTIZO DEL LIBRO "RELATOS DEL CIRUELAR" DELA PROF. INÉS VARGAS.
7. ENTREGA DE PLACA AL ORADOR DE ORDEN.
8.PARTICPACIÓN DE LOS INVITADOS ESPECIALES. HASTA LOS MOMENTOS HAN CONFIRMADO SU PRESENCIA: DR. OLDMAN BOTELLO. PROF. FERNÁNDO RODRIGUEZ, POETA SALVADOR LARA, DR. EDUARDO LÓPEZ, JEROH MONTILLA, TIBISAY VARGAS,PROF. JOSÉ SOLORZANO, CRONISTA ITALO JIMENEZ.
9.PARTICIPACIÓN DE PERSONALIDADES DEL PUEBLO: SR. NERY REINA, MAESTRA DALILA DE ARVELAEZ, SERA JUANA DE ZERPA, SEÑORA LILIA DE ACUÑA, SEÑORA MODESTA CAMEJO, SEÑOR CARLOS ASCANIO, SEÑOR JACOBO ARZOLA.
10.ENTREGA DE RECONOCIMIENTOS.
11.CLAUSURA A CARGO DE LA DIRECTORA DE CULTURA MUNICIPAL, DOC. FLORA CANCINI.

140 AÑOS DE LA FUNDACIÓN DE LAS MERCEDES DEL LLANO

CRÓNICAS DE LAS MERCEDES DEL LLANO

Por: Edgardo Malaspina

RELATOS DEL CIRUELAR, UN TRIBUTO EN LOS 140 AÑOS DE LA FUNDACIÓN DEL PUEBLO.


Los primeros habitantes de Las Mercedes del Llano vinieron del Hato Palacios en 1868, tras la huella del ganado y en busca del agua. Acompañaban a Don Jorge Carpio, el fundador del pueblo. Así lo escribió el doctor Julio De Armas .Esa fue la camada fundadora del pueblo. La segunda gran oleada de pobladores sobrevino con el petróleo descubierto en zonas aledañas a la ciudad. Procedía de todas partes del país. Un grupo importante llegó del Estado Falcón con experiencia en la industria petrolera. Echó raíces, fundó familias, trabajó la tierra y fortaleció el comercio. La impronta de esta gente laboriosa aún permanece en nombres como Mirimire y Punto Fijo que han soportado el paso del tiempo.
La profesora Inés Vargas Tiape, mercedense descendiente de la rama falconiana ,
comparte con nosotros sus recuerdos que reflejan la infancia de todos sus contemporáneos: humilde, sin muchos juguetes plásticos, sin televisión, que sólo tenían en algunos hogares en blanco y negro; pero con mucho paisaje natural, paseos campestres y cuentos que por la noches nos relataban las abuelas y los tíos; pero por sobre todo, con mucha felicidad.

Concha Rachadell noveló la vida mercedense de los años veinte del siglo XX. Habló con nostalgia de las fiestas de la alta sociedad, sus cuitas y amores expresados en serenatas y veladas poéticas. Carlojuvenal tomó los acontecimientos fundacionales del pueblo y sus personajes y los llevó a la literatura a través del cuento. Ahora Inés Vargas nos regala unos relatos breves, muy reales, pero también muy mágicos porque no existe infancia sin magia. Los relatos además tienen una peculiaridad : retratan la historia, el origen de una de las barriadas mercedenses más populares y extensas: el Ciruelar

Una madrugada de insomnio leo el manuscrito de Inés Vargas. Con cada hoja leída me acerco a Las Mercedes del Llano. En medio del silencio contemplo su cielo lleno de estrellas que la autora compara con luciérnagas gigantes. Con el canto de los gallos estoy en un conuco esquivando las plantas para no estropearlas. Luego aparecen los juegos: el escondido, trompos zarandas…Camino por las calles polvorientas de mi pueblo. Estoy en una casita con paredes de barro, piso de barro y techo de cinz. La lluvia lo golpea , y ese sonido me parece la más hermosa de las músicas.

Con sus relatos mercedenses Inés Vargas nos hace soñar y recordar una de las etapas más bellas de nuestras vidas. Digámoslo con palabras de Ernesto Sábato: “Lo mejor de este mundo es la infancia. En esa época todo es eterno y no hay límites , contamos los periodos según las fiestas, los cumpleaños , las navidades y el paso de los Reyes Magos”.


jueves, 24 de julio de 2008

PRÓLOGO DEL LIBRO SOBRE OSWALDO RODRIGUEZ


PRÓLOGO


OSWALDO RODRIGUEZ: UN GUARIQUEÑO EJEMPLAR

Por: Edgardo Malaspina


El sábado, 18 de agosto de 2007, el poeta Oswaldo Rodríguez se nos fue prematuramente. Nos deja sus versos en dos libros muy importantes para la lírica guariqueña: Poemas, Romances y Cantares; y, Manantial de Romances.

Oswaldo, guariqueño de recia estirpe, nacido en Las Mercedes del Llano, tiene entre sus ancestros gente proveniente de las sabanas de Palacio. Su padre fue un hombre de a caballo, a quien cariñosamente dedicó una de sus selectas composiciones: El Mejor Jinete, cuya interpretación en la incomparable voz de El Toro Negro , Braulio Palma, constituye una verdadera joya de la canta criolla.

Como locutor Oswaldo contribuyó a la difusión de nuestro folklor desde los micrófonos de Radio Rumbos. En esa prestigiosa emisora con su programa “Venezuela Tierra Grande”, que magistralmente dirigió Frank Holder, recibió importantes laureles como el premio Orquídea de Oro de Venezuela.

El mundo poético nunca lo desligó de la música. Estudió teoría, solfeo y técnica de cuatro, en la Escuela Experimental “Juan Vicente Gutierrez” de San Juan de los Morros; y tiene el honor de ser el autor del himno de esa institución.; también es el creador del himno La Voz del Vecino, compuesto especialmente para las Asociaciones de Vecinos del antiguo Distrito Roscio. Sus versos han sido galardonados en varios festivales musicales. En el Primer Festival La Espiga de Oro de Las Mercedes del Llano, recibió el trofeo Canción Inédita en 1986; y en el III Festival Don Elio Rojas de San Juan de Los Morros obtuvo también un importante premio.

En la poesía, donde las palabras tienen un especial significado por sus combinaciones hermosas y sus giros metafóricos deslumbrantes, Oswaldo hizo notables aportes, y en ese sentido cumplió con el imperativo indicado por René Char: “Un poeta debe dejar señales de sus pasos... sólo las señales hacen soñar”.

Los poemas de Oswaldo son portadores de sentimientos nobles, de razonamientos filosóficos, de dudas existenciales, de fe y de esperanza. Él cantó al amor, a la amistad, a todo los hermoso y sublime de la vida; y con nostalgia supo celebrar y recordar los momentos felices sin eludir los amargos.




Al conocer la infausta noticia, el profesor Ricardo Alcalá escribió:

Hoy diecienueve de agosto
y mediando el dos mil siete
una tristeza se mete
en medio del corazón
Oswaldo, ¿ por qué te fuiste?
Poeta no nos dijiste
de tu partida temprana
se ha enlutado la sabana
Las Mercedes está triste.

El canto que Oswaldo escribió para su padre puede servir para bajar el telón de su vida:

La llanura y los palmares
Están vestidos de negro
lo dijo a garza blanca
lo repitió el canoero
todo el llano está llorando
la muerte de un gran llanero.

La Editorial Guárico rinde un merecido homenaje a Oswaldo con esta obra que recoge los recuerdos y el cariño de los familiares y amigos. Así lo conocimos, así quedó en nuestra memoria.

Oswaldo Rodríguez estará siempre en nuestras mentes y en nuestros corazones, porque fue un poeta que fraguó sus versos para que la muerte no tuviera la última palabra.
Amigos ha muerto un poeta, ¡ viva el poeta!.

martes, 22 de julio de 2008

BAUTIZO DE OBRA SOBRE OSWALDO RODRIGUEZ


El miércoles, 23 de julio, en la Casa de la Cultura de San Juan de los Morros


SERÁ PRESENTADA OBRA SOBRE EL POETA OSWALDO RODRIGUEZ



El miércoles , 23 de los corrientes, será presentada la obra “Oswaldo Rodríguez, un guariqueño ejemplar, en la cual se le rinde homenaje al desaparecido bardo llanero. La producción literaria, que sale a la luz pública con el auspicicio del Instituto Autónomo Centro Nacional del Libro y de la Asociación Civil Editorial Guárico, será bautizada a las 6 de la tarde del 23 de julio, día miércoles, con la participación de los amigos y familiares del extinto poeta, nacido en Las Mercedes del Llano.

La obra constituye una recopilación de varios autores que expresan su amistad y aprecio hacia Oswaldo Rodríguez, y entre los que se encuentran Telmo Rodríguez, Armando Landaeta, Hector López, José Damián Prospert, Joel Almeida, Manuel Gonzalez, Carlos Azabache, Kennedy Bustamante, Adolfo Rodríguez Eleazar Camero, Zureima Camero Orlando Vasquez, Raul Celis, Segundo Landaeta, Felipe Rodríguez, Ricardo Alcalá, Salvador Lara, Argenis Ranuarez, su viuda, Angélica de Rodríguez y su hija María Angélica Rodríguez.
La información fue suministrada por el Dr. Edgardo Malaspina, quien realizó el prólogo de la obra, la cual además contiene una serie de fotografías que testimonian sobre la vida de Rodríguez.

jueves, 10 de julio de 2008

LUIS CRUZ Y LAS MERCEDES DEL LLANO


LUIS CRUZ Y LAS MERCEDES DEL LLANO


(Tomado de Tal Cual del 07. de julio de 2008)



La habitaciónL queda a oscuras, los invitados paran de hablar y el silencio se apodera del hotel Balmoral, hasta que una voz masculina se atreve a romper el hielo: "Ay, que noche tan preciosa...", e inmediatamente el resto de los comensales se suma al coro, "es la noche de tu día...". Luis Cruz no está presente en esa reunión sino a unas cuantas puertas de distancia, pero él es el invitado de honor de todos los cumpleaños hispanos en los que se canta la canción que compuso hace 55 años. Sin embargo, su rostro, al igual que su nombre, es tan desconocido que si esa noche hubiera entrado de improviso a la fiesta a reclamar su crédito hasta el propio cumpleañero lo hubiera visto mal."Yo andaba con mi esposa y mis hijos Luisito y Betilde y recuerdo que uno de ellos me dijo `papá, ve y diles que eso es tuyo’. Estábamos en San José de Costa Rica, porque yo me quería ir de Venezuela; veía que en mi país tenía muchas canciones que no rendían frutos, mientras que compositores como los mexicanos Roberto Cantoral y Álvaro Carrillo se hacían ricos", explica este caraqueño a sus 75 años.Con su voz ronca y dientes pequeños entre los que se cuelan palabras y notas musicales que alguna vez tuvieron más fuerza, Cruz recuerda el momento que lo impulsó a escribir el Ay, que noche tan preciosa, la canción que más regalías le ha dado a lo largo de su carrera: "Eso fue en el 53. Yo estaba carajito y vivía como a tres cuadras de la casa de Menca de Leoni, cuando Los Chorros era un campo, y al lado de ella vivía Rebeca Sorondo, que era la novia de un compañero mío de clases. Se acercaba su cumpleaños y esa muchacha, muy bonita, me dijo `cónchale, yo quiero que me regales algo en mi cumpleaños’. Y yo le dije que no tenía real, pero ella me respondió que quería que le hiciera una canción".Es conversador pero, al igual que ocurre con la paradoja de ser a la vez el creador de una de las canciones más emblemáticas de la venezolanidad y un autor poco o nada conocido, el compositor prefiere vivir entre el silencio de San Antonio de Los Altos y su finca en Las Mercedes del Llano –a la que va cada quince días con su machito–, lejos del tráfico de Caracas y cerca de "las flores más bellas del país": las de "Calas de Venezuela", el vivero de Potrerito (Miranda) donde concede entrevistas.UN BATACAZO POR CASUALIDAD
En los años 50, este amante de la salsa y enemigo declarado del reggaetón –"el veneno musical del siglo XXI"– se unió a Johnny Albino y su Trío San Juan, con quienes grabó por primera vez el Cumpleaños feliz en Medellín, Colombia, de la mano de Discos Victoria. "En la disquera me dijeron: `don güicho, vamos a sacar primero 500 discos a ver qué pasa’, pero resultó que al día siguiente me llegaron `oye, necesitamos hacer dos mil más’, porque el tema fue un hit", sonríe evocando viejos tiempos."Dumbi, dumbi, dumbi, dumbi..." comienza a tararear suavecito mientras simula con sus brazos estar charrasqueando un cuatro. "Esa canción también la hice yo", dice Cruz emocionado, "se llama Ingenua, entre paréntesis Dumbi, Dumbi (1966), que es como la conoce la gente que ve clases de cuatro", y al percatarse del desvío retoma la idea inicial: "Después, la Rondalla Tamaulipeca grabó el Cumpleaños feliz y mi letra comenzó a recorrer el mundo".
Menos en Venezuela, adonde llegó por pura casualidad. "Disco Moda le estaba grabando un LP a Emilio Arvelo y le faltaba una canción para completar las diez. Entonces, el trombonista Carlos Guerra sugirió: `Chico, pero si Luis Cruz tiene una canción bonita, que ya pegó en Colombia’", y aunque el dueño de la disquera pensaba que las canciones de cumpleaños eran "muy pavosas", igual la metió para llenar el disco... "y resulta que fue la única canción que pegó".El creador de la salsa Déjala que se vaya y la infantil Chusmita no sólo dedicó su vida a la música en su paso por el Trío Los Latinos, el Trío Arauca, Los Naipes y Luis Cruz y sus Cruceros, sino que también fue publicista y locutor. Él fue la voz del jingle la Maizina Americana, un producto nacional, el creador de cuñas de Mantequilla Rica y Cigarrillos Fortuna, "y además el novio de la madrina", bromea, refiriéndose a una miss Venezuela que integra su larga lista de amores.Hoy en día, luego de cinco hijos, dos matrimonios e igual número de separaciones, el artista aún no se explica cómo es que una canción transitoria como Tibisay fue capaz de darle, en 1964, el dinero necesario para comprarse una quinta cerca de La Casona, mientras que en 2008 sólo recibe 5 millones y medio de bolívares trimestrales por el Ay, que noche tan preciosa. Su nombre y sus ganancias no cobraron el vuelo que esperaba.Pese a ello, el compositor cree que su labor no ha sido en vano. "El año pasado me contrataron con otros músicos para cantar en Nueva Esparta Mar de mi esperanza y El errante, dos temas que yo le hice a la Virgen del Valle, y cuando empecé a cantar 'me voy de aquí...’, se me salieron las lágrimas. Las cinco mil personas que había frente a la iglesia de Margarita se sabían la letra. Esa sensación difícilmente la puede entender un político que, como vende su imagen, está condenado a que la gente lo olvide, porque no deja raíces ni emblemas para toda la vida".

sábado, 5 de julio de 2008

NERY REINA, DESTACADA PERSONALIDAD DE LA CIUDAD


WILLIAN PÉREZ, MAESTRO DE CEREMONIA.


La Dra. Marvi Rodriguez y la docente Luisa Malaspina.

NERY REINA CANTANDO LA NIEVE DE LOS AÑOS

El señor Nery Reina deleitó al público con su hermosa voz , interpretando bellas canciones del pasado y de siempre.

SESIÓN CULTURAL CON MOTIVO DEL BAUTIZO DE DOS LIBROS Y UNA REVISTA.


RAÚL CARBALLO, EDGARDO MALASPINA Y JOSÉ BARRETO.


SIMÓN BOLÍVAR POR JUAN FERNÁNDEZ

Cuadro del pintor mercedense Juan Fernández en el Salón de Sesiones de la alcaldía mercedense.

INTERVEMNCIÓN DE LA SEÑORA FLORA CANCINI

Flora Cancini, Directora de Cultura de la alcaldía, interviene en el acto cultural.

BAUTIZO DE LA REVISTA DEL ATENEO DE LOS TEQUES

El alcalde, Raúl Carballo, bautiza la revista del Ateneo de Los Teques en las manos del señor Nery Reina. La revista está dedicada, en gran parte a Las Mercedes del Llano con portada del pintor mercedense Felipe Rodriguez y un artículo extenso del Dr. Edgardo Malaspina sobre los poemas dedicadaos al pueblo. La publicación que incluye notas y pinturas de Las Mercedes se debió a los buenos oficios del Dr. Adolfo Rodriguez.

BAUTIZO DEL LIBRO DE JAVIER MALASPINA "REVOLUCIÓN EN DIGITAL"

Bautizo del libro REVOLUCIÓN EN DIGITAL de Javier Malaspina.
Más pétalos de rosas.

También el bautizo se hizo con pétalos de rosas.
El alcalde Raúl Carballo bautiza el libro de José Barreto con champagne, PROSA Y POESÍA. Lo acompañan José Barreto, a la izquierda, y Flora Cancini y Edgardo Malaspina ,a la derecha.

BAUTIZO DEL LIBRO DE JOSÉ BARRETO "PROSA Y POESÍA"


Antiguo busto de El Libertador ,el cual estaba en la Plaza Bolívar de Las Mercedes. Hoy en día se encuentra en el Salón de Sesiones de la Cámara Municipal.

viernes, 27 de junio de 2008

ESTUDIOS EN LAS MERCEDES

ESTUDIOS EN LAS MERCEDES

Adolfo Rodríguez

Cursé un extenso primer grado que comienza en San María y prosigue en la escuelita que regentaban en Las Mercedes las hermanas Chacín (Corere y Corita), ambas de Valle de la Pascua y una blancura en la piel que yo creía inmarcesible. Un techado de cinc a la entrada de una casa, con unas sillas de vaqueta y treinta o veinte muchachos y Corere diciendo algo desde el pizarrón mientras el arrapiezo que me quedaba al lado dibujaba mujeres desnudas. El sitio en la calle Colombia frente al kiosco donde estuvo la arepera El Hijo de la Noche. De allí pasamos a la Carlos del Pozo y fui reprobado, pero la maestra Anita reclamó, me hicieron unas preguntas y se me promovió. Fue como llegué al segundo grado, instalados ya en la recién edificada Escuela “Monseñor Rodríguez Álvarez”, donde comencé a llamarme Adolfo y nunca más fui Adonais de Jesús, como me bautizaron. Estaba pasando por allí la Revolución de Octubre con las maestras tomando decisiones, oyendo en los niños y enfrentadas al director, que según era Emilio Arévalo (el hijo, no el guerrillero). Y estando nosotros en fila en el patio, vimos que discutían con él y que relució un revólver y nombraron director a Eliseo Rodríguez. Confrontación entre adecos y medinistas, que poco nos rozó. Para que se supiera que las cosas mejoraban hubo un operativo y unos dentistas revisaron y sacaron muelas ante todo el mundo en la patio. La mía se me infectó. Anita fue mi maestra de segundo y de tercero Mercedes Medina de Vargas, que organizó una velada en la que bailé de indio. El cuarto lo inició el poeta Víctor Vera Morales, pero cayó el gobierno, lo encarcelaron y vino su hermana. Pero lo fascinante eran los recreos, en que nos íbamos todos a unos cerros de la parte de atrás formados al parecer con la tierra removida durante la construcción y nos dábamos unas furiosas “derrotas” con terrón. Fui jefe de una banda y Víctor Pérez Rojas de la otra. Sólo un día recuerdo haber visto allí los “gradotes”: el temido Alejandro Aular conversando con mis hermanos Alirio y Argenis. Eran compinches y jugaban Tarzán en una casa construida por Alejandro sobre un árbol en el patio de su casa. Aunque nos desquitamos Víctor y yo haciendo la nuestra en la casa de los Pérez Rojas. El quinto y el sexto fue como la madurez. Fue en la Carlos del Pozo. Una maestra en ambos grados a quien temimos y respetamos. Le gustaban los actos culturales y, coincidiendo uno con mi cumpleaños (3 de marzo) se hizo en mi homenaje y Alirio recitó para mí ”Nicanor era en la hacienda / el esclavo más cumplido”. Nos estimuló a escribir en las carteleras, organizó una biblioteca con donaciones, cada niño tomó un libro y me correspondió “La Divina Comedia” del Dante. Casi que la leo. Una de las reinas fue Gertrudis Carpio. Yo fui caballero de honor y leí versos. La directora se llamaba Esther Gusmán y nos dio acceso a la estantería donde guardaban las revistas Biliken y Tricolor. Esos deslumbrantes secretos que dejan más que todas las clases de todos los maestros.

sábado, 7 de junio de 2008

U.E MONSEÑOR RODRIGUEZ ALVAREZ























Legado de la Unidad Educativa “Monseñor Rodríguez Álvarez”
1954 – 2004


Lic. Ligia de Moreno
Directora.



Las Mercedes, 16/09/2004
República Bolivariana de Venezuela
Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.
Zona Educativa Guárico Sector Nº 8
Unidad Educativa “Monseñor Rodríguez Álvarez”
Las Mercedes del Llano. Edo. Guárico.

Directorio:

Lic. Ligia Navas de Moreno Director
Lic. Luisa de Álvarez Subdirector
Lic. Juana A. de Caña Subdirector

Colaboradores:

Zenaida Campero Camaripano
Flora Carrillo de Buyón
Yasmina Ledezma
Yasmín Belisario
Enilda Camaripano
Yolimar Sivira
Omaira Camaripano
Boraima Lozada
Yoleida de Soubleth
Cleotilde Moreno
Dalila de Arbeláez
Evelia de Ochoa
Personal de la Institución
Personas de la comunidad
Yamileth Ascanio
Marlon Cortes
Friné Carpio
Saúl Sivira
Carlos Eduardo Cabrera
Edmundo Malaspina
Edgardo Malaspina



A la memoria de:

* Monseñor Enrique Rodríguez Álvarez
* Docentes, Directores y Alumnos dormidos en el regazo de nuestro Señor

Dedicatoria a:

* Evelia Ortiz, Dalila de Arbeláez, Florencia de Campos, Luisa de Álvarez, Juana Arévalo de Caña, Migdalia de Reyes, Friné Carpio y Argelia de Campos.
* A mis colegas y amigos del Municipio Las Mercedes y del Plantel.
* A los Alumnos y Ex - alumnos del Plantel.
* Al pueblo de las Mercedes y a todas las personas que colaboran con hacer realidad esta publicación.
* A familiares de Monseñor Enrique Rodríguez Álvarez.
* A mi esposo Clotilde Moreno, a mis hijos Carlos Eduardo, Cleligmar Nazareth, Génesis Cleligbeth, Madre, hermanos y demás familiares.






PRÓLOGO

La primera escuela de las Mercedes empezó a regentarse el 1 de julio de 1927 y su primera directora fue Concepción Rachadell.
Los Mercedenses, con anterioridad, habían manifestado su preocupación con respecto al tema de la institución. Una carta del 15 de abril del 1925 así lo testifica: “Ciudadano Presidente de la Junta Comunal del Municipio Chaguaramas. Los suscritos vecinos de este caserío, ante Ud, respetuosamente exponemos: siendo una necesidad vital para este caserío la creación de una Escuela Federal Mixta, venimos a suplicarle se sirva certificar: 1) Si tiene este caserío un circuito de veinte kilómetros sin plantel de ninguna naturaleza. 2) Si la situación de este caserío hace necesaria la creación de un plantel federal. 3) Si las escuelas más próximas de esta localidad están o no a una distancia de 30 kilómetros. 4) Si la lista de alumnos siguientes, en la cual mencionamos a sus padres, es real o no. 5) Si la señorita Concepción Rachadell reúne las condiciones suficientes para regentar un plantel de la clase que deseamos. Confirmada que sea, nuestra petición, suplicámosle elevarla al ciudadano Ministro de Instrucción Pública, por Órgano del Inspector Técnico de esta circunscripción escolar para el fin que anhelamos”. La carta esta firmada por Rafael Ledesma, Luis Camejo, Antonio Marchena, Pedro González, José Herrera, Luis Carpio, Benicio Hurtado, Isidro Herrera, y Ángel Vicente González.
El padre J.R. Ortiz Gutiérrez de Chaguaramas certificó que la solicitud anterior era muy justa y beneficiaba el desarrollo de la institución.
La lista de los primeros estudiantes, mencionada en la carta es la siguiente: Pedro Carpio, Julio Carpio, José Carpio, Yolanda Carpio, Dimas Rojas, Mercedes Rojas, Pedro Moreno, Luisa Risquez, Pedro Risquez, Benigna González, José Rachadell, Juan Trujillo Hermógenes Santaella, José Castillo, Luis Hurtado, Ramón Hurtado, Juan Rangel, Juan Coveña, Pablo Coveña, Prudencio Infante, José Infante, Santana Caldera, Etanislao Ramírez, Pablo Carpio, Félix Carpio, José Carpio, Ángel Carpio, Sebastián Carpio y Eusebio Guevara.
El 8 de junio de 1926 un grupo de Mercedenses dirigen una misiva al Coronel Alfredo Rodríguez López (Presidente del Edo. Guárico de 1916 a 1929) teniendo como tema principal la institución del pueblo: “Con el debido acatamiento presentamos a Ud. Nuestro cordial y respetuoso saludo, con ocasión de manifestarle que con fecha 21 de mayo dirigió una nota el Doctor Luis Gottberg, Inspector Técnico de esta Circunscripción Escolar, a la señorota Concepción Rachadell, nombrándola Directora de una Escuela Federal, la cual acepta. Y como esta señorita desempeña actualmente la decretada por ese Gobierno, le suplicamos transfiera el nombramiento de ésta al señor Antonio Marchena, persona idónea para ejercer este delicado cargo y de una buena conducta”.
Más adelante en la carta se hace la petición para la creación de una Escuela Nocturna “para facilitar a numerosos niños que esta en servicios doméstico, la institución”. Los firmantes de esta nota son: Rafael Ledesma, Antonio Alonzo, Luis Camejo, Pedro González, Isidro Herrera, Daniel Herrera, Antonio Carpio, Luis Pérez, Manuel Aular, Mario Herrera, Antonio Ascanio, Concepción Oviedo, Juan Ruiz, Nicolás Santaella, Julián Loaiza, Benicio Hurtado, Ángel González, Rafael Rachadell y José Marquez.
Una nueva carta del 4 de septiembre de 1928, dirigida al Coronel Alfredo Rodríguez reconocida a Antonio Marchena y Gustavo Infante como Maestros de escuela: “ Los sucritos, comerciantes, criadores y agricultores, con el respeto debido, nos dirigimos a Ud., para significarle que en este caserío existe un número regular de niños que no reciben la instrucción en el plantel federal que funciona aquí, porque están empleados en el servicio doméstico; y movidos por la compasión que nos inspiran ellos, le suplicamos la creación de un plantel nocturno”. Luego se hace la recomendación, para regentar la escuela nocturna, de los dos connotados mercedenses nombrados. La carta la firma: Rafael Ledesma, pedro Rachadell, Pedro González, Diógenes López, Antonio Carpio, Emiliano Del Corral, Ambrosio Ruiz, Francisco González, Castor Trujillo, Julián Loaiza, Eusebio Guevara, Antonio Bolívar, Adolfo Díaz, José Márquez, Juan Trujillo, Francisco Aponte, Juan Ruiz, Roque Palma, J. Del Corral, Rufo Ferrer, José Marrero, José Gonzaélez, Rafael Célis, Rafael Rachadell, Antonio Célis, Luis Carpio, Jesús Castro, Ramón Palma, Florencio Célis, Jesús Martínez, y Anacleto Méndez.
El 25 de noviembre de 1940 la Junta Comunal de Las Mercedes solicitó al presidente del Edo. Guárico la creación de una Escuela Graduada “ya que niños que han estudiado suficiente continúan en el mismo grado primero”. El 27 de noviembre de 1940 la Inspectoría Técnica de Educación Primaria designó a Dilya Lassaballet “para convocar a los maestros estadales y federales a una reunión donde se estudie la posibilidad de establecer una graduación en la enseñanza a cargo de los diferentes maestros unitarios, para que los alumnos puedan adquirir, sin ir a población distinta, el certificado Elemental de Instrucción Primaria.
Así nacía el sexto grado de primaria en las Mercedes.
Lo expuesto arriba son alguno de los antecedentes de la U.E. “Monseñor Rodríguez Álvarez”, cuya historia recoge en estas páginas la Lic. Ligia de Moreno, actual Directora de este Plantel Educativo.
Ligia de Moreno inicia su crónica con un justo tributo al epónimo de la institución, Monseñor Enrique Rodríguez Álvarez, quien por cierto visitó Las Mercedes del Llano el 22 de mayo de 1928, acompañando en calidad de secretario a Monseñor Arturo Celestino Álvarez. En esa ocasión Concepción Rachadell los recibió con un memorable discurso, reconociendo la jerarquía y gran valor humano de los dignatarios de la iglesia.
La autora luego se refiere a los centros educativos creados antes de la aparición de la U.E. Monseñor Rodríguez Álvarez. Con lujo de destelles escribe sobre los primeros maestros, el régimen, los horarios y los fines de la educación, en general, que se perseguían en aquella época. Prosigue con una enumeración de las actividades académicas y culturales propias de la escuela y con proyección hacia la comunidad. Hace también un reconocimiento a todos los hombres y mujeres que a través de muchos años con su labor contribuyeron a levantar la Institución. Allí están los directores, subdirectores, maestros, secretarias, empleados, obreros, ecónomos, regentes de la cantina, y muchos otros.
Es evidente que la obra “Legado de la U.E. Monseñor Rodríguez Álvarez”, de la Lic. Ligia Navas de Moreno constituye un notable aporte para el enriquecimiento de la bibliografía de la historia guariqueña al relatar paso a paso el surgimiento de una de las instituciones educativas más emblemáticas y prestigiosas de Las Mercedes del Llano.


Dr. Edgardo Malaspina
Cronista de la Ciudad






Palabras de la Autora

Monseñor Enrique Rodríguez Álvarez era de una alma sencilla y blanco como la nieve, de un corazón tierno como el de las palmas. Como el divino maestro amaba profundamente la verdad, nació en la ciudad de Zaraza el 2 de Septiembre de 1893, hijo de Don Vicente Rodríguez y Doña Anita Álvarez de Rodríguez.
Desde niño fue ayudante, diligente y servicial del entonces cura de Zaraza, el excelentísimo Monseñor Arturo Celestino Álvarez, quien lo llevó a ser nombrado obispo del Zulia.
En una mañana del 2 de Junio de 1917 consagró las manos de aquel joven de 24 y el día 15 del mismo mes y en la misma ciudad dedicada con exclusivamente a la predicación y a la catequesis; pues ya siendo diácono su voz se oyó con agrado y atención en Mérida.
El 25 de Septiembre del mismo año llegó a Calabozo acompañado de Monseñor Álvarez, quien era trasladado a esta ciudad para ser coadjunto de Monseñor Sendrea. Al quedar obispo residencial Monseñor Álvarez, tomó el padre Enrique su principal Instrumento de acción.
Desde entonces fue su secretario de cámara y a quien siempre mandó ocupar los puestos más difíciles. Así el 13 de Junio de 1920 le encarga interinamente de la Parroquia El Sombrero. En los pocos meses que permaneció en esta población compró la casa parroquial y principió la actual iglesia.
Le mandad a San Fernando de Apure el 17 de Agosto del siguiente año con acierto y con celo apostólico, trabaja en esta ciudad durante ocho meses. Ya su actividad y sus trabajos son bastantes conocidos. El 7 fe Agosto de 1927 en Nuncio, Monseñor Cento, en premio a los servicios prestados a la Diócesis, le alcanza el título de Camarero secreto de s.s.
En el 28 acompaña a Monseñor Álvarez en su visita “ad límina” en esta ocasión visita España, Francia, Italia, Tierra Santa, Grecia y Egipto.
El 12 de Mayo de 1931 fue honrado con el nombramiento de “socio correspondiente” a la academia mexicana de Santa María de Guadalupe y el 6 de Mayo de 1938 con el nombramiento correspondiente de la academia nacional de la historia.
Desde 1931 sustituyó al Padre Navarro en la Parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes de Calabozo. En pocas veces fue visitador diocesano, llegando hasta los lugares más difíciles y distanciados para el obispo, aquí su vida nada tiene de envidiable a los misioneros de la selva indígenas, sus actos fueron extraordinarios y a veces heroicos.
La noche del 20 de Agosto cayó gravemente enfermo y murió en Calabozo el 24 de Agosto de 1945; descansan sus restos mortales en la Parroquia Las Mercedes de la Ciudad de Calabozo.
Como ciudadano, enalteció a su patria, como sacerote fue luz del mundo y sal de la tierra.
Amó a Calabozo hasta el último instante de su vida modelado por su maestro Monseñor Álvarez, fue un justo, un apóstol, un gran amigo, perdió la salud y la vida en aras de una incomparable labor, apostólica en tierras del llano.
“Monseñor Rodríguez Álvarez” tuvo en su corazón niño dos amores: la iglesia y los llanos.
Orgullosos nos sentimos los Mercedenses de que una de las instituciones educativas lleve tan ilustre nombre, digno mensajero del cielo que nombre de Jesucristo ofreció la paz verdadera y con ella todos los vienes espirituales.

Oración Fúnebre

Hoy baja a la tumba el cadáver de Monseñor Enrique Rodríguez Álvarez y su alma sube a las sublimes regiones de los deleites infinitos a gozar de la plenitud de su ser y a cumplir su verdadero destino.

Monseñor Rodríguez Álvarez era eminentemente benévolo, su bondad era como de la Lluvia que no cuenta las gotas de agua con que fertiliza la tierra.

Su espíritu de sacrificio y de amor combatía siempre el desastroso principio del interés particular.

Se desvivía siempre por remediar las miserias ajenas, antes que atender a sus propias necesidades.

Revelaba en su semblante su ansia de saber, su sed inextinguible de inmortalidad, instinto religioso, fé, tanto más ilustrada cuanto más sencilla en todo lo bueno, hermoso, sublime, útil y por consiguiente real y verdadero.

En la Cátedra del Espíritu Santo se portaba digno del Dios a quien representaba y con encantadora elocuencia predicaba su santísima Ley: Dejaba caer sus palabras sobre el espíritu de sus oyentes como gotas de rocío purificadoras; de sus labios brotaban como de un surtidor mágico, tesoros de sabiduría, rayos consoladores de la verdad purísima del evangelio; claridades de la enseñanza católica que ilumina el camino que conduce a la patria celestial.

Dignísimo mensajero del cielo que en nombre de Jesucristo nos ofrecía la Paz verdadera y con ella todos los bienes espirituales que nos abren la puerta del cielo para que entremos a gozar de la absoluta ausencia de todo mal y el reposo eterno en Dios.

Estaba dotado de las más grandes virtudes que han de embellecer la vida del Sacerdote: celo de la honra de Dios, Obediencia, pobreza evangélica, castidad, caridad para con el prójimo, lealtad, magnanidad, máximas de prudencia, felices aciertos en los ejercicios sacerdotales: preciosas margaritas de la corona del Redentor.

Debía sus glorias y sus honores a sus propias virtudes, y todos sabemos que el apreciaba en mucho más la virtud que sus glorias y sus honores.

En su vida, levantada, serena, lúcida, mantenía siempre en su alma la llama del entusiasmo y de la fé, el esfuerzo hacía lo mejor, la lucha constante contra la ignorancia y la barbarie.

El supo en todo instante hacerse digno de la general admiración, respeto y amor que se le profesaba en toda la Diócesis.

Derramemos, pués, torrentes de lágrimas sobre su tumba, ya que 10 años de luto no serían suficientes a demostrarle todo nuestro amor, toda nuestra gratitud y todo nuestro dolor por su desaparición.




Calabozo: 25 de Agosto de 1.945
Gerónimo Carchidio
Breve reseña de los actos que se verificaron en la muerte de Monseñor Enrique Rodríguez Álvarez.

El 24 del corriente a las 10 y 15 pasado el meridiano, los extemporáneos dobles de las campanas ísocronos con el doloroso grito de !!Murió el Padre Enrique!! Dado a un mismo tiempo en todos los sectores de esta ciudad conmovieron profundamente a todos sus moradores.

A esas horas, un gentío multitudinario integrado por hombres, mujeres y niños de todas las clases sociales, corrieron apresuradamente al Palacio Episcopal a saber la temida y terrible verdad.

El 25 ni un solo de los comerciantes abrió las puertas de su negocio y en todas las casas se enarbolaron banderas a media asta, con lazos de cinta negra.

Casi reducido a cero fue el número de las personas que en esta ciudad no vistieran de luto la mañana de ese lúgubre día.

La totalidad de los feligreses de esta Diócesis, reconocen que el excelentísimo doctor Arturo Celestino Álvarez tiene un Alma superior a las más encumbradas grandezas y superior a las más deplorables desgracias. Que no se rinde al peso de la honra, ni al de las calamidades y que es un ángel por la pureza y un serafín por el amor; que los ilustrísimos Monseñor Ramón E. Silva (Deán) y Monseñor Eduardo Antonio González (Magistral) son sacerdotes de eximias virtudes; pero en Monseñor Enrique Providencia para vencer todas las dificultades y hacer grandes obras de alto valor moral y material en toda la jurisdicción y para ser, por su espíritu de amor, de caridad y de progreso, muy amado de todos los que tuvieron el honor de conocerlo.

El General Isaías Medina Angarita, su secretario Privado Don Pedro Sotillo, algunos miembros de su gavinete, varios senadores y otras connotadas personas del Gobierno Nacional y del Clero, pusieron al Señor Obispo telegramas expresándoles su condolencia por la sentida muerte de tan ilustre sacerdote.

El presidente del Estado Guárico Dr. Manuel Gimón también dió el pésame y se hizo presente en el sepelio representado por el Dr. Francisco Urdaneta Secretario General de Gobierno.

El Ejecutivo del Estado y el Concejo Municipal de este distrito decretaron tres días de duelo público en sus respectivas jurisdicciones.

De Caracas, Valencia, Villa de Cura, San Juan de los Morros, Ortiz y el Sombrero, vinierón numerosas personas a asistir a las honras fúnebres.

De Colegio Santa Rosa de Lima Sor María Inés Sárate, Madre Superiora de las Hermanas Dominicas en toda Venezuela, y del Rosario de esta Ciudad, también vinierón en estas horas tristes a compartir con la sociedad de Calabozo su inmenso dolor porque ellas fuerón siempre grandes admiradoras y amigas, muy sinceras del ilustre Sacerdote.

El cadáver estuvo en capilla ardiente en el Palacio Epicospal hasta las 04:20 Pm., un turno de cuatro caballeros hacían la guardia de honor cada media hora.

A las 05:15 Pm. se sacó de la Catedral en majestuosa procesión presidida por el Sr. Obispo acompañado del Sr. Deán, de varios Sacerdotes, de todos los seminaristas y con la asistencia de más de 2.000 personas de las cuales la mayor parte derramaban sin cesar raudales de lagrimas. Dos Sacerdotes servían de turiferarios y las “Hijas de María” se disputaban portar el Estandarte.
A las 06:30 Pm. llego al templo de las Mercedes donde el cadáver fue enterrado con permiso muy cortés del Presidente de la República.

Ya para entrar en el templo el Sr. José de los Santos Pereira pronuncio una oración fúnebre digna de su fama de orador elocuente.

Y el Bachiller Rafael Loreto Loreto, comisionado por el Sr. Obispo dió lectura a los telegramas del General Isaías Medina Angarita, de Don Pedro Sotillo, del Dr. Alfonso Espinoza, del Dr. Manuel Gimón y otros.

La sepultura duró hasta las 08:10 de la noche.

La Banda de música del Estado, gentilmente cedida por el Dr. Manuel Gimón y magistralmente dirigida por el afamado Profesor Pedro Mirabal, no cesó de tocar en todos los actos que se verificaron en los dos templos y en la marcha fúnebre de la procesión.

El Conjunto de todos los actos que se verificaron, ofreció uno de los espectáculos más imponentes y conmovedor de los que haya presenciado esta esclarecida ciudad.


Calabozo: 26 de Agosto de 1.945
Gerónimo Carchidio




Estados Unidos de Venezuela
Ministerio de Educación Nacional
Escuela Federal Graduada
“Monseñor Rodríguez Álvarez”


Antecedentes Históricos de de Escuela Federal Graduada
“Monseñor Rodríguez Álvarez”


En la década de los años cuarenta funcionaba la escuela en la calle Negro Primero, reposando en los archivos del plantel datos significativos para argumentar la Historia que se desea dejar para las futuras generaciones de la comunidad Mercedense.

En los años 1.945 – 1.946 el director era David Menesini y en 1.947 Emilio Arévalo. En 1.948 el director Eliseo César Rodríguez. Con una matrícula de 215 alumnos inscriptos y la asignación del plantel era de 2.736 Bs.; distribuidos así: el Director Bs. 650. Maestro nº 1 Corere de Chacín Bs. 550. Maestro nº 2 Víctor Vera Morales Bs. 450. Maestro nº 3 Ana Tovar de Méndez Bs. 450. Maestro nº 4 Alfredo Velásquez Bs. 450. Portero Bs. 66 y para gastos de escritorio Bs. 20.

El horario era de 18 horas y 30 minutos, para el desarrollo de unidades de trabajo:
* 3 horas para el deporte y la gimnasia.
* 2 horas para los actos culturales.
* 2 horas para reuniones de Consejo Docente.
* El receso quedaba a criterio de cada Docente dentro del aula.
* La planificación se basaba en unidades de aprendizajes, con planes de actividades.
* Contaba con Secretaria de Cultura, de Sanidad y Asistencia Social de Deporte, Huertos y Jardines, de Museo a cargo del Director.

De los fines de la Educación durante el año 1.949 – 1.950

Formar en los alumnos verdadera conciencia de ciudadanos, capaces de proceder de acuerdo con las instituciones democráticas del país, enseñándolos a respetar las opiniones y creencias de los demás.
Desarrollar en los alumnos el amor por la patria y por todos aquellos personajes que nos dieron independencia y libertad.
Inculcar el amor y el interés por la Escuela, fomentando la Cultura y la Educación.
Despertar en los alumnos el sentido de la prosperidad y el mejoramiento, haciéndoles entender que todo individuo debe tratar de superarse, por medio de la lectura de obras, de utilidad práctica y, en general, por todas aquellas obras que, de alguna manera, nos ilustra.
Ilustrar a los niños acerca del desarrollo cultural de Venezuela, dándoles a conocer algunos personajes que han sobresalido en la cultura del País.
Hacerles comprender el significado de la industrialización de un País y su importancia para el desarrollo económico, dándoles a entender la necesidad que tiene Venezuela de la producción y la industria.

Estos objetivos fueron llevados a la práctica por cada maestro dentro de su aula, habiéndose logrado resultados más o menos satisfactorios.


Los Docentes del año 1.950 eran: Dolores Camejo de Rondón, Corere Vargas de Chacín, José Rojas Armas, Ana Tovar de Méndez. Con una matrícula de 192 alumnos, todos con 6º to Grado, año en el cual se fundó la Sociedad de Padres y Representantes, continuando sus reuniones periódicas mensualmente, para los efectos de finanza se acordó una cuota mensual de Bs. 1 (Un Bolívar).

Entre las actividades culturales de los años 1951 – 1952, se tenían: Periódicos murales en cada grado, biblioteca escolar, teatro escolar, veladas y actos sociales, rifas, bazares, intercambios deportivos, Cruz Roja.

La supervisión del trabajo al maestro se realizaba regularmente observando su sistema de trabajo haciéndoles recomendaciones, orientándoles y prestándoles la información necesaria, llevando una planilla de supervisión semanal, la cual tenía como finalidad apreciar el progreso o deficiencia del grado, del maestro y de los alumnos. El horario de rutina era de 08:30 Am. a 11:00 Am y de 02:00 Pm. a 04:30 Pm.

Para esa época el Director solicitaba la colaboración a la Primera Autoridad Civil del Municipio, para que prohibiera a niños en edad escolar, visitar lugares que por su índole era peligrosa en cuanto a la moral y cultura.

De acuerdo a las investigaciones realizadas funcionaban en la localidad otros planteles, entre ellos: Carlos del Pozo con 240 alumnos, la Escuela Estadal Nocturna Nº 28 con 16 alumnos, Escuela Estadal Nocturna Nº 15 con 22 alumnos; además existía la Escuela Rural Ricaurte con un Director Elio Aristiguirte y sus maestros, y con una matrícula de 250 alumnos. La Escuela Federal “Monseñor Rodríguez Álvarez” hacia intercambios culturales entre las Escuelas Carlos del Pozo y la privada de Roblecito.
Las Instituciones existentes para la localidad: Un Dispensario, funcionaba un Sindicato de Obreros Petroleros y el medio de vida de la comunidad, era unos: criaderos, agricultores, comerciantes y la gran mayoría empleados petroleros. La fiesta oficial el 24 de Septiembre por ser nuestra Señora de las Mercedes, la Patrona del Lugar.


Fundación, Misión y Visión de la Institución
El Grupo Escolar “Monseñor Rodríguez Álvarez”

Fue fundado en el mes de Septiembre, en el año 1.954, cuando se fusionó la Escuela para Hembras “Carlos del Pozo” la cual funcionaba en la calle Cedeño y de la Escuela Federal “Monseñor Rodríguez Álvarez” que atendía a los varones pequeños de 1º a 4º grado, ubicada en la calle Negro Primero, actualmente funcionaba en la calle Eliseo Marchena.

Al iniciar actividades, el plantel tenía una capacidad para atender a 400 alumnos, 14 maestros, 1 secretaria, 3 obreros y como director al Docente Teodoro Narváez, sucediéndole en el cargo Castor Sánchez Conde , Jesús Decena Blanco, Luis Gabriel Tocuyo, Celestino Doroteo Silva, Evelía Ortiz, Dalila de Arbeláez, estando actualmente bajo la Dirección de la Lic. Ligia R. Navas de Moreno.

Para su aniversario la institución atiende con mucho amor y mística de trabajo a 1.409 niños desde el Nivel Pre-escolar, Primera y Segunda Etapa del Nivel Básico, donde los alumnos reciben una educación integral, basada en la formación de Valores, en el Conocer, Hacer, Convivir y el Ser. Se imparte Informática a los niños de 3º al 6º grado, además teatro, música, Educación Física, Educación Religiosa Escolar, Bienestar y Desarrollo Estudiantil (Orientación); que conjuntamente con las áreas de conocimiento, buscamos siempre la excelencia en educación.

Se cuenta con el Programa de Alimentación Escolar (P.A.E.). Como estímulo al niño, se hace fiestas infantiles, excursiones previas a Semana Santa, encuentros deportivos, diplomas al mejor rendimiento académico. Conmemoramos las efemérides patrias, con desfiles y actos culturales en proyección a la comunidad.

Funciona la Escuela de Padres, donde se atienden a las familias de la Escuela.

La planificación se basa en el diseño de proyectos pedagógicos comunitarios y proyectos pedagógicos de aula, en cuya aplicación y evaluación se observan los métodos y técnicas a ejecutar. Cuenta con una Asociación Civil, Comité de Sustanciación, Patrulla Escolar, Junta Evaluadora, Comité de Mantenimiento, Club Integral de Desarrollo y Salud, Club de Ciencias, Sociedad Bolivariana Estudiantil, Comité de Cantina, Consejo Consultivo, Club Polideportivo, Consejo de Honor, entre otros.

La evaluación es cualitativa y descriptiva de los distintos hechos o eventos que se producen en el aula o fuera de ella, por parte de los alumnos.

El horario de clases es de 7 Am. a 12 Pm.; y de 12 Pm. a 5 Pm. Con 30 minutos de recreo en los patios del Plantel.

Cuenta con una banda seca desde el año 1957, cuyos primeros instructores fueron algunos soldados de la República, posteriormente la moderniza Evelia Ortiz, conjuntamente con Aura Machuca, Profesor Lamus y Juvenal; continua Dalila de Arbeláez, Florencia de Campos y actualmente bajo la dirección del Docente Víctor Mijares y la Licenciada Ligia Navas.

En 1.980 nace el Festival Folklórico Infantil Cruz de Mayo, iniciativa de Dalila de Arbeláez conjuntamente con la profesora Gemir de Fúnez (+) y José Mercedes Álvarez (+); quienes hacen los preparativos con la colaboración de los Docentes Florencia de Campos, Ligia Navas y la familia Monseñor de ese entonces, hace posible el sueño de despertar en los niños el amor hacia la música y nuestras costumbres folklóricas.

Muchos jóvenes han participado entre algunos de ellos: Elsi Seijas, José Gregorio Bermúdez, Candelario Acosta, Jairo Seijas, Carlos Eduardo Cabrera, María Gámez, Elba Ponce, Maryeli Tovar, César Fúnez, Rosestty Rodríguez, Damelis López, Dolinda Álvarez Abad, Juan Antonio Agola, Marisela Luna, Cleligmar Moreno, Ángela Camaripano, Mailín Camaripano, Julio César Rodríguez, Jesús Martínez, Ana González Hernández, Jesús Rivero, Carlos Flores, Liz Acosta, Jimer Moreno, entre otros, etc.

Además del canto se premia la participación en Joropo, Afiche, Artesanía y Declamación.

Las Escuelas participantes son de la localidad y de la región. Actualmente continuamos con el mismo entusiasmo celebrando todos los años, con la colaboración de Yolimar Sivira y el personal de la institución, personas de la comunidad, comercios, Alcaldía, etc.

El plantel cuenta en la actualidad con 1 Director, 1 Subdirector de Pre-escolar, 3 Subdirectores de Básica, 45 Docentes de aula, que atienden desde Pre-escolar a Sexto grado, 1 Profesor de Educación Física, 2 Cultores (Música y Teatro), 4 Bibliotecarias, 2 Auxiliares de Biblioteca, 1 Orientador, 1 Docente Ciencia y material educativo no impreso (MENI), 2 Secretarias, 2 Técnicos Superiores en Informática, que atienden los niños del Tercer grado a Sexto grado, 1 Docente de Evaluación, 1 Docente de Planificación, 5 Auxiliares de Pre-escolar, y 3 Obreros y otros. Un total de trabajadores entre Docentes, Administrativos y Obreros de 80.

Maestros y Alumnos han pasado por las aulas de este plantel, la gran mayoría se han superado profesionalmente como: Médicos, Abogados, Ingenieros, Odontólogos, Docentes, Periodistas, Escritores, Historiadores, Cronistas, Bionalistas, Enfermeras, Policias, Guardias Nacionales, Militares, Aviadores, Técnicos, Agrónomos, Veterinarios, etc. Gozando hoy de posiciones en la administración pública.

En una Escuela amplia y cómoda, se mantiene con la colaboración de Padres y/o Representantes, Docentes, Directivos y cantina Escolar.

La institución cuenta con material de música (Arpa, Cuatro, Maracas), Computadoras, Televisor, Fotocopiadora, VHS, Radio Reproductor, Teatral, Materiales Educativos no impresos, Biblioteca Escolar y de Aula, Material de la Banda Seca, Máquina de escribir, Multígrafo, Mobiliario Escolar, etc.

Posee reglamento interno del Plantel, de Biblioteca, Cruz de Mayo y Computación.

Alumnos se han destacado en actividades Deportivas, Folklóricas y Bolivarianas, concursos de conocimientos, trayendo al plantel numerosos premios.

Obtiene el primer lugar en el Primer Encuentro de Sociedades Bolivarianas Estudiantiles en 1.983, con su ponencia Bolívar y el alumno participante Damián Ruijano y Docente Asesor Lic. Ligia Navas. En Canta Claro, Paraulatica Llanera, alumnos lograron los primeros lugares, cuyas premiaciones se encuentran en el plantel.

Se crea la Orden Monseñor Rodríguez Álvarez en el año 2.003, donde se condecoro a 100 educadores del plantel y del municipio a personas colaboradoras con la escuela.

En los 50 aniversarios se otorgan 200 botones a Alumnos, Docentes, personas Honorables de la comunidad y Ex - alumnos del plantel.

Recordamos con mayor amor a ese grupo de Supervisores, quienes orientaban en la aplicación de los planes y programas de estudio y en todo cuanto propenda a mejorar el proceso educativo, acerca de los lineamientos generales de la organización, y funcionamientos de los planteles, y servicios educativos entre ellos: Héctor Ortega, Arévalo Boada, Alexis Leal, Joel Camero, Doris Hernández, Alfonso Almea, Felipe Hernández, González Contreras, Eleazar Álvarez Alayón, entre otros.

Realizamos intercambios Deportivos y Culturales con U. E. “Rafael Paredes”, E. E. Bolivariana “Juvencio Manuitt”, E. Bolivariana “Santa Rita”, U. E. “Ángel Moreno”, E. Bolivariana “Chaguaramas” y con Instituciones Educativas Regionales y Nacionales.




Himno
“Monseñor Rodríguez Álvarez”

I

Monseñor es el Himno propicio
que nos llena de Paz y de unión,
coronando los grandes anhelos
de esta Escuela que es Fé
y devoción.

Es el grito marcial que ayer fuera
de un Obispo de gran corazón,
que fundó la cimiente pionera
de esta casa de gran promisión.

Coro

Y si decimos la verdad
somos la fuente de heredad,
que transmitimos la gloriosa realidad
moral y luces es deber
que nos cobija el comprender,
que nuestro patio, es la luz de ayer.













II

Este hombre de amor y de gloria
que realza la dicha y honor,
nos legó un prelado de historia,
que nos dio su firmeza y valor.

Nuestro Canto es la eterna memoria
de la paz, la fortuna y la unión,
que enriquece la voz promisoria
de los hombres de nuestra nación.

Coro

Y si decimos la verdad
somos la fuente de heredad,
que transmitimos la gloriosa realidad
moral y luces es deber
que nos cobija el comprender,
que nuestro patio, es la luz de ayer.





Directores de Ayer y Hoy (Escuela Federal y Grupo Escolar
“Monseñor Rodríguez Álvarez”)


1.945 – 1.946 Doc. David Menesini
1.946 – 1.947 Doc. Emilio Arévalo
1.947 – 1.948 Eliseo César Rodríguez
1.954 (2 meses) José Teodoro Narváez
1.954 – 1.958 Castor Sánchez Conde
1.958 – 1.960 Jesús Decena Blanco
1.960 – 1.966 Luis Gabriel Tocuyo
1.966 – 1.967 Celestino Doroteo Silva
1.967 – 1.980 Evelia Ortiz de Ochoa
1.980 – 1.987 Dalila Aular de Arbeláez
1.988 (Hasta la actualidad) Ligia Navas de Moreno



Subdirectores


1.956 Carmen Pérez Camero
1.960 Encarnación Balza Ramos
1.961 Alberto Ramírez
1.962 Evelia Teresa Ortiz
1.968 Víctor Díaz
1.974 María Eliza Mesa
1.976 Felicita Rangel de Gómez
1.983 Dalila de Arbeláez
1.986 Ligia Navas
1.987 Clixie de Gutiérrez (Pre – escolar)
1.988 Blanca Argelia Prieto de Campo
1.991 Migdalia Acuña de Reyes
1.995 Consuelo Machuca de Carpio
1.997 Luisa Nora Tovar de Álvarez
2.000 Argentina T. de Soubleth (Pre – escolar)
2.001 Juana Arévalo de Caña
2.002 Carmen Moreno de León (Pre – escolar)


Secretarias

1.963 Carmen Otilia Bastida A.
1.972 Aquiles Jiménez
Aura Machuca
1.979 María Hurtado de Montenegro
1.979 Carmen María Carrillo S.
1.981 Azucena Ledezma Martínez
1.982 Edith Celis de Armas
1.986 Josefa Amanda Ochoa Suárez
1.994 Nina Marchena
2.003 Kremezis Fúnes Maira



Comedor Escolar


Ecónomos Trabajadores

Regina López José López
Inocencia Ramírez Felicia Manzol
María de Ramírez Amanda Sarmiento de M.
Yajaira Margarita Delgado Isabel Ramírez
Iraida Malave
Marcelina Yeguez
Haideé Ledezma
Jorge Ramírez


Programa “Alimentación Escolar” (Responsables)

Julio Mejias
Guillermo Aponte



Presidentes de las Asociaciones Civiles


Tobias Jaspe
Luciano Guyon
Rosa de Darvisi
Arturo Reyes
Carmen de Loaiza
Haideé Ruiz
Raquel de Cabrera
Nina de Toro
Yajaira de Rivas
Adelis Ramírez
Iris de Carrillo
Moira Carrillo
Evelía de Ochoa
Lidia Quiñones
Albeiro Piña
Alfonzo Solimar de Carballo
Enrique Rebolledo
Noraida Campos
Temistocle Ledezma
Beatriz Torres
Tobias González


Presidentes de las Sociedades Bolivarianas Estudiantiles


José Yeguez
Guanda Carrillo
Carol Reyes Carpio
María Coronado
Adrianny Velásquez
María José Ledezma
Iraima Maita
Raymin Rodríguez
Yhoseidix Bolívar
Oscarina Magaly Carpio
Jhonnatan Morillo, Entre otros.


Nivel Pre – escolar

Luis José Partida Rico
Oriana Hernández
Bianca La Verde González


domingo, 1 de junio de 2008

MANUEL ASCANIO


MANUEL ASCANIO
Por: Edgardo Malaspina


Manuel Ascanio fue uno de los voceros más apasionados de la cultura popular guariqueña. “Matejuajua”, Las Mercedes del Llano y todo el Guárico fueron testigos de sus andanzas. Manuel fue un intelectual de los más desprendidos y originales; aventurero y andariego infatigable, acosado por las indagaciones existenciales que acompañan a los hombres de esa estirpe.

Conocí a Manuel Ascanio una madrugada mercedense de parranda y serenata. Nítidamente recuerdo a Manuel entonando la canción “Corazón no llores más”, de Angel Ávila, en un ventanal del pueblo y bajo una luna grande y clara. Habló de sus andanzas en Europa, y de sus proyectos culturales. Manuel participó en todas las actividades culturales relacionadas con Las Mercedes del Llano. Impulsó los bailorios de Cruz y en honor al Gran Poder de Dios, creó el Ateneo de Las Mercedes y fraguó con amor el jabón de tierra; porque de ella venímos y hacia ella vamos.

Unos días antes de su muerte nos topamos en una calle de San Juan de los Morros y me dijo con una sonrisa y la fina ironía que caracterizaba su verbo: “Me siento tranquilo, poeta, con los murales que pinto en Las Mercedes, estoy pasando a la historia.” Y nos reímos; pero ahora compruebo una vez más el dicho popular de que en cada broma hay una parte cierta. Hubo algo premoritorio.

Ya no está entre nosostros Manuel Ascanio, “El Caballo”, como cariñosamente lo llamaba el Mocho Celestino. Por sus andanzas fue peripatético en la acepción aristotélica del término, y por su rechazo hacia los bienes materiales fue un socrático. No tuvo nada y ahora lo tiene todo: la admiración y el cariño de todos sus conocidos, verdaderas armas para luchar contra el olvido.

lunes, 26 de mayo de 2008

GEOLOGIA DE LAS MERCEDES DEL LLANO


CRÓNICAS DE LAS MERCEDES DEL LLANO

Por: Edgardo Malaspina


ASPECTOS GEOLÓGICOS(1)


Varios autores se han referido a la geología general del Estado Guárico. J.A Chitty (1979) habla del Mioceno y el Plioceno Superior que se extiende desde la región del Chirgua ,pasando por Corozo Pando, los ríos Orituco, Los aceites, bordeando el S.E, se dirige al Manapire, río La Pascua y termina en el Chivata. Esa misma faja ocupa la región central y norte del Estado.
Otra faja, integrada por el Eoceno y el Cretácico abarca Ortiz y San Juan de los Morros. La misma faja alcanza la faja del Valle del Orituco. Tiznados, Camaguán y Requena pertenecen al Cuaternario .

Armas Chitty cita al geólogo kamen Keye, quien habla del avance del mar durante el Cretácico en algunos cerros, donde se ha encontrado sedimentación marina. Ese avance marino continuó durante el Paleoceno el Eoceno Inferior. En el norte del Estado hubo un hundimiento tectónico desde el Cretácico Superior hasta el Mioceno. La presencia de vida en el Mioceno en la región fue confirmada con el hallazgo de un fósil de tortuga en el pozo Rendivú de Quebrada Honda en el Unare en 1939.

Ruben Carpio (1974) afirma que los diferentes períodos de las eras geológicas están representados en el Estado Guárico desde el Secundario hasta el Cuaternario. Además agrega que el mar ocupaba la superficie del Estado durante el Paleoceno y sus límites eran los morros, donde los excursionistas suelen encontrar restos de fauna marina.

Según Lugo, N (2005) la más antigua de las parroquias del Municipio Las Mercedes del Llano, desde el punto de vista de los períodos geológicos es Las Mercedes, que tiene predominio del Terciario con dos de sus épocas: el Oligoceno y el Mioceno. El Oligoceno es la tercera etapa del periodo Terciario .Comenzó hace 34 millones de años y finalizó hace 23. Se diversificaron los mamíferos como los roedores, primates, perros ,mastodontes, perezosos gigantes, rinocerontes y antecesores de los cerdos. Las aves evolucionaron. Los árboles y los pastos se extendieron por toda la tierra. Las hierbas alcanzaron el nivel que tienen en la actualidad. Ocurrió una glaciación en la Antártica y el mar bajó su nivel. Con las frías temperaturas había menos selvas tropicales. Australia se dividió de la Antártica, India se unió a Asia, Norteamérica y Sudamérica se acercaron y el Mar Mediterráneo empezó a formarse.