LAS MERCEDES DEL LLANO: MÁS DE UN SIGLO DE HISTORIA

LAS MERCEDES DEL LLANO: MÁS DE UN SIGLO DE HISTORIA
LIBRO DE EDGARDO MALASPINA.

PADRINO DE LA 1RA. PROMOCIÓN. MISIÓN SUCRE.

PADRINO DE LA 1RA. PROMOCIÓN. MISIÓN SUCRE.
ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD

I PROMOCIÓN DE DERMATÓLOGOS.UNERG.2001

I PROMOCIÓN DE DERMATÓLOGOS.UNERG.2001
DERMATÓLOGOS.2001

PLACA DE RECONOCIMIENTO

PLACA DE RECONOCIMIENTO
X PROMOCIÓN DE MEDICOS.UNERG.2010

HUESPED DISTINGUIDO.

HUESPED DISTINGUIDO.
ORTIZ.2008




XXIX CONVENCIÓN NACIONAL DE CRONISTAS OFICIALES DE VENEZUELA

XXIX  CONVENCIÓN NACIONAL DE CRONISTAS OFICIALES DE VENEZUELA
MATURÍN.2011

HUESPED DISTINGUIDO.MATURIN.2001

HUESPED DISTINGUIDO.MATURIN.2001
MATURIN.2011.

domingo, 20 de agosto de 2017

DOCTOR JULIO VINCENTI

LAS MERCEDES DEL LLANO Y SU HISTORIA


EL DOCTOR JULIO VINCENTI: UN EGREGIO MERCEDENSE
Edgardo Malaspina
1
El Dr. Julio Vincenti, quien escribió la letra del himno de Las Mercedes del Llano, nació el 29 de mayo de 1944 en Santa Cruz, Bolivia.
2
Su amor a la música le viene por ser descendiente del destacado compositor italiano Leopoldo Benedetto Vincenti, autor del himno nacional de Bolivia.
3
El Dr. Julio era un intelectual que gustaba hablar de libros, de los nuevos métodos empleados en medicina, pero también de las doctrinas políticas  y filosóficas. Era fiel seguidor de las ideas de Simón Bolívar y estudiaba su vida y obra, junto a la de Antonio José de Sucre. Además del castellano, hablaba perfectamente en italiano y portugués. Recibió una esmerada formación religiosa en colegios jesuitas de su país natal.
4
El Dr. Julio Vincenti obtuvo su título de médico en la Universidad Fluminense Do Brasil, Rio de Janeiro. Luego de revalidar en Venezuela y ejercer su profesión   en varios pueblos se especializó en Ginecología  Obstetricia;  más tarde completó su formación con un grado en Medicina Integral Comunitaria.
5
Son testigos de su dedicación hipocrática,  poblaciones como   Caracas,  Petare, Maracay,  Camaguán y Tucupido.
6
En Las Mercedes del Llano fue director de la Clínica Altamira. Luego abrió su propio consultorio en la Unidad Clínica Las Mercedes, donde gozó de gran reputación y aprecio. Su actividad cultural abarcó además de la música, el oficio escritural y comunicacional. Fue famoso su programa  radial “Voz de la salud”
7
El mayor orgullo del Dr. Vincenti eran sus hijos :Marcelo, Yenny, Marianella, Jorge, Pedro, Luis, Julio Elvio (Ingeniero Civil), Luis Bendicto (Médico Pediatra).
8
El Dr. Vincenti  fue un gran médico, un gran amigo, un hombre alegre y conversador en las reuniones sociales; pero por sobre todo fue un gran mercedense.


viernes, 2 de junio de 2017

JULIO PANTOJA

SE MARCHÓ PARA SIEMPRE UN GRAN MERCEDENSE  :JULIO PANTOJA



1
Un gran mercedense, un gran venezolano, un gran cantante de música llanera. Llevo sus coplas más allá de nuestras fronteras para orgullo de todos nosotros.
2
Nació el 22 de mayo de 1964. Tenía apenas 53 años y estaba en lo mejor de su carrera artística.
3
Monasterio, un caserío cerca de Las Mercedes del Llano lo vio nacer ,y a ese terruño le dedicó sus versos. Su nombre completo era Julio Romer Moronta Pantoja. Sus padres, don Guillermo Moronta y doña Ana Pantoja le enseñaron que el verdadero camino del hombre  es el amor por lo propio, por su pueblo y su gente, por el llano y sus encantos.
4
Desde muy pequeño, siendo becerrero, empezó a componer coplas. Cursó primaria en el Grupo Escolar Monseñor Rodríguez Álvarez de Las Mercedes del Llano.
5
En El Tigre, estado Anzoátegui, a los 17 años, incursiona como cantante en programas radiales. En Caracas conoce al maestro José Romero Bello, quien lo apoya en sus sueños musicales. Se presenta con mucho éxito en la famosa cervecería La Apureña.
6
A los 21 años hace su primera grabación con el conjunto de Omar Marín  y bajo la dirección del Dr. Héctor Luna.
7
Ganó innumerables festivales nacionales e internacionales: La Garza Blanca ( Miranda), El Prado de Oro (Caracas),La mota de Oro (Barinas), La Potranca de Oro (Camaguán), Centauros de Venezuela (Carabobo), El Silbón de Oro (Portuguesa), Cantares de mi patria (Cojedes), La voz del Táchira (Táchira).
8
Cosechó muchos éxitos en Colombia: Festival Internacional de la frontera (Arauca), Festival Internacional del Reinado y Joropo llanero ( San Martín), Festival Internacional  El Cimarrón de Oro (Casanare), Festival Internacional del corrío y el canto Llanero (Puerto Carreño), Festival Internacional de Villavicencio, y muchos otros premios, galardones y reconocimientos.
9
Mi compadre Oswaldo Rodríguez una vez escribió unos versos que bien pudiéramos dedicárselo a Julio Pantoja:
La llanura y los palmares
están vestidos de negros
lo dijo la garza blanca
lo repitió el canoera
todo el llano está llorando
la muerte de un gran llanero
Nota: Los datos me los suministró el propio Julio en una entrevista que le hiciera en Las Mercedes del Llano.



En la foto, de izquierda a derecha: Edgardo Malaspina, Julio Pantoja, Rafael Emilio Silveira y Ángel Ávila en una velada en Las Mercedes del Llano.






sábado, 22 de abril de 2017

LA IGLESIA

LAS MERCEDES DEL LLANO Y SI HISTORIA
LA IGLESIA

1
            Desde 1918 los mercedenses, como buenos cristianos, empezaron hablar de la necesidad de construir una capilla. En 1928 se organiza una comisión para la construcción de la capilla, integrada por Antonio Marchena, Celestino Ledezma, Gustavo Infante, Rafael José Ledezma, Rafael Maria Ledezma, José Gregorio Celis y Anita González de Estévez. En 1929 los mercedenses ven construir su primera capilla, donde durante años casi tres décadas asistirán  a los oficios religiosos.

            La primera capilla de Las Mercedes estaba ubicada en una pequeña parte del terreno ocupado por la actual iglesia. En una foto, perteneciente a don Paco Carballo y gentilmente prestada por sus familiares al autor de estas líneas, puede notarse que la capilla era una pequeña casa de barro, aparentemente frisada con cemento. Tenía una ventana y por lo menos tres puertas, una de las cuales se comunicaba con la Casa Parroquial. El techo, en cuyo centro había una pequeña cruz de madera, era de tejas, colocadas en dos secciones o caídas. En la iglesia actual  aun se conserva un pedazo de acera perteneciente a la primera capilla.
2

            Los sacerdotes oficiaban la misa y bautizaban de vez en cuando; por lo general en septiembre para las fiestas patronales y en diciembre. Entonces los mercedenses tenían la oportunidad de satisfacer sus necesidades religiosas y asistían a la capilla que ya tenia sus bancos rústicos de madera, fabricados por los carpinteros Tito Márquez y José Márquez, un pulpito y una Virgen de Las Mercedes de yeso, madera y cabellos naturales provenientes de múltiples promesas. Una llanta de carro con un martillo, colocados entre unos samanes y unos pata de ratones, servían para producir un sonido semejante a las campanadas.

3

El primer sacerdote de Las Mercedes fue el padre Vicente Sánchez, proveniente de Chaguaramas. Los padres de “Vicentico”, como cariñosamente le decían los mercedenses al padre Sánchez, habiendo hecho un voto de castidad, por mucho tiempo, cumplieron con las labores de un sacerdote. Ellos enseñaban el Catecismo, leían la Biblia, rezaban y preparaban para la Primera Comunión. Para diciembre en la capilla eran presentados los pastores de la navidad, ataviados con largos vestidos floreados. Ellos también ensayaban y cantaban aguinaldos.

4
Entre los primeros sacerdotes se recuerda al padre  Leonardo Parada (ofició su primera misa en 1954 al ser establecida Las Mercedes como parroquia ) , el padre Espejo y el padre Ortiz. Con este último hizo su primera comunión doña Estela de Velásquez, distinguida matrona de esta localidad.Las hermanas Siervas de Jesús se instalaron 1º 1 de octubre de 1966.

5

            La actual iglesia fue construida en 1957(los trabajos se iniciaron el 15 de agosto y culminaron el 16 de diciembre), durante la presencia dictatorial del General Marcos Pérez Jiménez. Entonces gobernaba el Estado Guarico el General Roberto Casanova, quien personalmente vigilaba los trabajos de construcción. Además de la gobernación, el  Ministerio de Justicia contribuyó para financiar la obra. El 27 de mayo de 1960 fue bendecida por Monseñor Domingo Roa Pérez, obispo de la Diócesis de Calabozo. Este mismo dignatario de la iglesia bautizó las campanas, el Via Crucis y el Bautisterio el 24 de septiembre de 1960. En las campAnas están grabados los nombres de Francisco Carballo, Arturo Manuitt y Gilberto Bolívar.
 
6

   Victor Manuel Pérez Rojas fue el primer mercedense en ordenarse sacerdote el 11 de septiembre de 1965. Al siguiente día ofició su primera misa.

            Como la parcela ocupada por la primera capilla resultó muy pequeña, hubo necesidad de adquirir una propiedad cercana, perteneciente a doña Juana de Trujillo. Doña Estela de Velásquez fue la encargada de redactar el documento de compra.

6

            En un principio la Casa Parroquial funciono en una casa ubicada donde hoy en día labora CANTV;  luego fue trasladada al sitio que ocupa cerca de la iglesia.  Se construyó en un terreno donado por Augusto Pérez Medina, Rafael Cassalino y Francisco Carballo.

7

El padre Vicentico Sánchez fue el primero en oficiar misa en la actual iglesia, cuya decoración se hizo mas tarde con imágenes y santos de yeso recolectados por el padre Murillo y gentilmente donados por preocupados mercedenses. Por ejemplo, doña Herminia de Celis trajo, especialmente de España, el Santo Sepulcro;          Marino Bolívar  donó la imagen de Nuestra Señora de Las Mercedes; y Alfonso Malaspina, mi padre, donó un San Antonio de Padua.
  







martes, 21 de marzo de 2017

viernes, 24 de febrero de 2017

ADOLFO RODRÍGUEZ Y SUS LIBROS SOBRE LAS MERCEDES DEL LLANO: EL RAMAJE Y RAMAJES DEL RECUERDO

ADOLFO RODRÍGUEZ Y SUS LIBROS SOBRE LAS MERCEDES DEL LLANO:
EL RAMAJE
Y
 RAMAJES DEL RECUERDO



Edgardo Malaspina
1
                El  Dr. Adolfo Rodriguez, Cronista Mayor del Guárico, tiene dos libros relacionados con las Mercedes del Llano   : El Ramaje, una novela que el autor define como rosa  en el marco del auge petrolero; y Ramajes del recuerdo. Ambas obras, es indudable, tienen carácter autobiográfico; no obstante, la primera se hace bajo el prisma de la literatura romántica; mientras que la segunda la podemos ubicar en el contexto de las crónicas. Dos perspectivas muy interesantes de observar una realidad única, por cuanto el espacio y el tiempo donde se desarrollan las tramas  de estos escritos son los mismos de manera general.
2
 La novela relacionada con la explotación petrolera en Venezuela ha sido trabajada por Rómulo Gallegos, Miguel Otero Silva, Ramón Díaz Sánchez y Pedro Sivira. Este último autor  aborda el tema en Los fantasmas y los residente y La WC Company , y  ubica la trama en el Guárico, precisamente en Las Mercedes del Llano.

3
 Todos los anteriores autores hacen hincapié en sus obras en la problemática social asociada a la explotación del petróleo: las nuevas clases con sus viejas desigualdades, la opulencia y la pobreza como dos caras de una misma moneda y el surgimiento y auge de pueblos  que más tarde serán parajes fantasmas como consecuencia de no haber sembrado el petróleo, parafraseando a Arturo Uslar Pietri.
4
 En El Ramaje el conflicto social está presente, no obstante no es la línea magistral que recorre sus páginas. El tema central es el amor, y vista desde la perspectiva de la más poderosa de las pasiones humanas, resulta, entonces, un abordaje inédito.
Por otro lado, como novela rosa también tiene su singularidad: su final no es el clásico cuando triunfa el amor de manera material o corpórea, sino que pasa a un plano superior: el espiritual o platónico, porque Nestor y Rosangela, personajes principales, se aman sin estar jamás juntos.
5
 Los sucesos se desarrollan en un poblado llamado Las Marías; sin embargo, es fácil precisar que se trata de Las Mercedes del Llano. El Ramaje era la pensión regentada por don Javier Rodriguez, el padre del autor, en  tiempos cuando Las Mercedes petrolera se convirtió en un polo importante de atracción para una gran masa de venezolanos provenientes de todos los rincones del país en busca de mejoras socioeconómicas. Además, se mencionan a muchos  mercedenses como personajes secundarios: Enrique Hernández y su famoso Kiosko Rojo, el Mocho Celestino Ledezma, Rómulo Ledezma, Chingo López, Paratebueno, el Chingo de la cauchera y  el carpintero Márquez, entre otros.

6
Cabe destacar al personaje Cecilio Requena, prominente  médico que prestó sus servicios en varios pueblos del Guárico. Rodríguez define a Requena como incansable sanitarista y venereólogo. Cito: “Requena halló que siete de cada diez mujeres de las trabajadoras, en los prostíbulos de Las Marías padecían malestar venéreo. No asistían al dispensario ni se controlaban. Detectó casos entre hombres asiduos  a tales recintos y se puso en campaña. Apertrechado de su estruendosa voz y desaprensiva índole, se erigió en calamidad para quienes comerciaban el sexo… Disconforme con la simple estadística, se presentó con bata, maletín, caja de medicamentos y enfermera hasta cada uno de los sectores  catalogados de lenocinio…”
7
En Ramajes del recuerdo Adolfo Rodríguez habla de su infancia y primera juventud  en Las Mercedes del Llano, a donde sus padres se trasladaron provenientes de Santa María de Ipire. Con mucho cariño y ternura el autor ve pasar nuevamente ante sus ojos  a todas aquellas personas de buenos sentimientos y gran nobleza que rodearon sus primeros años, con el matiz idealizado que sólo otorga el distanciamiento de los hechos en el tiempo y el espacio.
8
Rodriguez apunta: “Las Mercedes  del Llano no es una soledad. Ni cuantos prosiguen allá ni quienes de lejos la celamos, hemos dejado de quererla”.
Y en otro párrafo sobre el mismo pueblo: “Aquí estuvo el absoluto. Nada faltaba allí. Si hubo un lugar para la felicidad fue allí. Todo valía la pena. Grata era cualquier estación del año o instante del día: cualquier amanecer, que hubiese la noche o planease el sol en su cenit. Ruidos que convocaban fantasías. El mínimo rumor. Nada que se pudiera despreciar. Estaban todos los tiempos y cualquier edad. Ardiente utopía”.
9
Aquí cabe preguntarse por la nostalgia en tanto fuente primaria impulsora de la escritura como una de las bellas artes. Unas frases puestas en boca de algunos personajes  de El Ramaje nos dan una respuesta afirmativa:
“-Que si no podemos hacer lo mismo de antes, por lo menos recordarlo”.
“-Uno anda enterrado con los colores y aromas de los primeros días, la casa, la familia. Tu cuna ya es tu tumba”.
10
Los dos textos brevemente comentados de Adolfo Rodriguez tienen gran fuerza poética y transmiten un sereno mensaje de paz espiritual. Al leerlos   comprendemos mejor y admiramos   el camino recorrido por este ilustre guariqueño. El mismo que una vez soñó una universidad para el Guárico y un centro de investigación para estudiar el llano. Ambos anhelos desde hace tiempo dejaron de ser utopías.

Nota: Agradezco profundamente al Dr. Adolfo Rodríguez haber incluido en el “Cuadro de honor” de su RAMAJE DEL RECUERDO a mi padre Alfonso Malaspina.