LAS MERCEDES DEL LLANO: MÁS DE UN SIGLO DE HISTORIA

LAS MERCEDES DEL LLANO: MÁS DE UN SIGLO DE HISTORIA
LIBRO DE EDGARDO MALASPINA.

PADRINO DE LA 1RA. PROMOCIÓN. MISIÓN SUCRE.

PADRINO DE LA 1RA. PROMOCIÓN. MISIÓN SUCRE.
ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD

I PROMOCIÓN DE DERMATÓLOGOS.UNERG.2001

I PROMOCIÓN DE DERMATÓLOGOS.UNERG.2001
DERMATÓLOGOS.2001

PLACA DE RECONOCIMIENTO

PLACA DE RECONOCIMIENTO
X PROMOCIÓN DE MEDICOS.UNERG.2010

HUESPED DISTINGUIDO.

HUESPED DISTINGUIDO.
ORTIZ.2008




XXIX CONVENCIÓN NACIONAL DE CRONISTAS OFICIALES DE VENEZUELA

XXIX  CONVENCIÓN NACIONAL DE CRONISTAS OFICIALES DE VENEZUELA
MATURÍN.2011

HUESPED DISTINGUIDO.MATURIN.2001

HUESPED DISTINGUIDO.MATURIN.2001
MATURIN.2011.

martes, 17 de febrero de 2015

PRESENTACIÓN DEL LIBRO LAS MERCEDES DEL LLANO Y SU HISTORIA EN SAN JUAN DE LOS MORROS.

LA PRESENTACIÓN SE REALIZÓ EN LA BIBLIOTECA RÓMULO GALLEGOS DE SAN JUAN DE LOS MORROS EL 14 DE FEBRERO DE 2015. INTERVINIERON ARGENIS RANUAREZ, ALBERTO DÍAZ, FERNANDO RODRIGUEZ, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE CRONISTAS DEL ESTADO GUÁRICO.

EL AUTOR AGRADECIÓ LA PRESENCIA DE UN NUTRIDO GRUPO DE MERCEDENSES QUE ASISTIERON AL ACTO.

FRANK HOLDER ANIMÓ LA VELADA QUE TERMINÓ CON UN VINO DE HONOR,



















viernes, 6 de febrero de 2015

ZAPATA PARA SIEMPRE



DON NERY REINA

HOMENAJE A DON NERY REINA, GRAN EXPONENTE DE LA LITERATURA ORAL GUARIQUEÑA.




Edgardo Malaspina



Don Nery Reina (22 de abril de 1940) es uno de los cronistas mercedenses más connotados y apreciados. Lleva el apellido de don Ramón Reina, pero es hijo de Pablo Carpio, vástago del fundador de Las Mercedes del Llano, don Jorge Carpio. De cualquier manera, ambos linajes en la heráldica hispana son símbolos de nobleza e hidalguía; y estos rasgos de su ascendencia han dejado su impronta en ciudades españolas llamadas “Carpio” y  en una dirección de nuestro pueblo que recuerda gratamente a su familia: la calle Reina.

Del abuelo de nuestro homenajeado dijo el Dr. Julio de Armas en Camino Real: “Don Jorge era un llanero de recia estirpe, de  carácter emprendedor, y nada le atemorizaba, ni las guerras civiles que le habían azotado sus rebaños, ni el despotismo de los nuevos dueños del hato Palacios, los hermanos Vargas”.

Con iguales términos elogiosos escribe Carlojuvenal en su Historias Pueblas: “Carpio era una familia epónima de lejanos ancestros de la dinastía abderramánica, que en los albores del siglo XVIII fundó y dio su nombre a un villorrio en Cordoba. Con la misma sangre y en el mismo espíritu de pobladores, siete siglos después, llegaron a América, y se diseminaron por nuestras tierras y se ligaron con nuestras indias y acometieron una serie de empresas…”

Y a una de esas empresas, la fundación de La Mercedes del Llano, se refiere también Carlojuvenal: “Era el siglo XIX en su decurso medianero de los años sesenta, cuando don Jorge Carpio, su gente y su ganado, en una épica expedición fundadora sacudían los nervios centrales del corazón guariqueño”.

 Su abuelo hizo cosas dignas de escribirse, y don Nery , para continuar la tradición enaltecedora de su familia , escribe y relata crónicas dignas de leerse y de escucharse.
 Su amor por la Historia en general, podemos divagar, pudiera tener sus raíces en sus tiempos escolares cuando estudiaba las leyendas de la Antigüedad, específicamente la referente al  misterioso  y fascinante mundo romano. Una pregunta de la maestra cruzó el salón de clases y quedó en el aire sin respuesta: ¿Quién fue la mítica madre de los gemelos Rómulo y Remo, fundadores de Roma?  Seguramente las indagaciones lo llevaron a consultar con los mayores y a revisar libros, cuyas lecturas   despertaron sus curiosidad  por lo enigmas seductores del pasado. La respuesta se quedó para siempre, en su memoria y en su casa , cuando nació su hija Reasilvia.






Conocimos a don Nery tras los mostradores de las farmacias y en las oficinas de la Prefectura de Las Mercedes. Su sencillez y amabilidad conforman su carácter moldeado en los pasillos del Colegio Salesiano San Francisco de Sales, donde estudió y también hizo su primera comunión. Como es sabido la idiosincrasia salesiana hace de la alegría interior una cotidianidad que se forja en una actitud servicial hacia los demás.

El cronista Nery Reina siempre está en la mejor disposición de ánimo para contarnos historias sobre Las Mercedes del Llano. Nos habla del pueblo desde los remotos tiempos cuando la plaza Bolívar era un arenal que arrastraba la brisa hasta los porches de las casas, de las primeras  boticas y las bodegas, de los cines Rivoli y Royal, de las galleras, de las primeras maestras, y de los personajes populares.

Don Nery, quien además  puede amenizar veladas festivas con su hermosa voz, interpretando bellas canciones del pasado y de siempre, con su buena memoria es un archivo viviente de nuestra historia regional. Su capacidad para hacer muy atractivo un relato, independientemente de la anécdota, lo convierte en un excelente contertulio y en un gran exponente de la literatura oral guariqueña.