LAS MERCEDES DEL LLANO: MÁS DE UN SIGLO DE HISTORIA

LAS MERCEDES DEL LLANO: MÁS DE UN SIGLO DE HISTORIA
LIBRO DE EDGARDO MALASPINA.

PADRINO DE LA 1RA. PROMOCIÓN. MISIÓN SUCRE.

PADRINO DE LA 1RA. PROMOCIÓN. MISIÓN SUCRE.
ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD

I PROMOCIÓN DE DERMATÓLOGOS.UNERG.2001

I PROMOCIÓN DE DERMATÓLOGOS.UNERG.2001
DERMATÓLOGOS.2001

PLACA DE RECONOCIMIENTO

PLACA DE RECONOCIMIENTO
X PROMOCIÓN DE MEDICOS.UNERG.2010

HUESPED DISTINGUIDO.

HUESPED DISTINGUIDO.
ORTIZ.2008




XXIX CONVENCIÓN NACIONAL DE CRONISTAS OFICIALES DE VENEZUELA

XXIX  CONVENCIÓN NACIONAL DE CRONISTAS OFICIALES DE VENEZUELA
MATURÍN.2011

HUESPED DISTINGUIDO.MATURIN.2001

HUESPED DISTINGUIDO.MATURIN.2001
MATURIN.2011.

sábado, 22 de noviembre de 2014

EL DR. CECILIO ANTONIO REQUENA Y LAS MERCEDES DEL LLANO

 EL DR. CECILIO ANTONIO REQUENA Y LAS MERCEDES DEL LLANO

En el Estado Guárico han nacido muchos prominentes galenos, cuyos apostolados profesionales y obras han resistido el paso del tiempo para dejar su huella en la memoria de sus coterráneos; y sus nombres en instituciones gubernamentales, en señalizaciones geográficas y hasta en el bronce. Uno de estos distinguidos médicos fue el doctor Cecilio Antonio Requena Osorio.


 Cecilio Requena nació en Valle de la Pascua el 22 de noviembre de 1918 y murió el 28 de abril de 1976 en un accidente de tránsito cerca de San Juan de los Morros.


 En la Bibliografía Médica Venezolana del Dr. Ricardo Archila se destaca que en 1957, Requena recibió el premio “Dr. Federico Moya Alvarez” por su trabajo científico “Anotaciones  al margen de la geografía médico-sanitaria del municipio Las Mercedes”


Los guariqueños recuerdan con cariño al Dr. Requena como el médico bondadoso que alguna vez los ayudó a recuperar su salud. De generación en generación se ha transmitido su  calidad humana y su actuación siempre correcta impregnada de ética médica en un amplio anecdotario.



 En Santa María de Ipire el Dr. Cecilio Requena tiene un busto de bronce y un ambulatorio lleva su nombre. En los años setenta del siglo XX el Colegio de Médicos del Estado Guárico instauró el premio “Dr. Cecilio Requena” para galardonar al médico rural más destacado.




domingo, 5 de octubre de 2014

sábado, 4 de octubre de 2014

EL CRONISTA RANUÁREZ Y LA MUERTE DE MI MADRE


AHORA TENGO MÁS CALMA PARA ESCRIBIRLO

AHORA TENGO MÁS CALMA PARA ESCRIBIRLO


Ahora  tengo más calma para escribirlo. El tiempo, poco a poco, me ha hecho entender y aceptar  la terrible realidad. Todos los domingos solía llamar a mi madre; pero el domingo 21 de septiembre no fue posible.


Cuando llegué a Las Mercedes  le di el último abrazo, bese su frente y acaricié su rostro frío, lleno de paz, como diciendo: puedo irme tranquila a mis ochenta años, ya estos nueve muchachos están grandes.

 Pero uno nunca es tan viejo para marcharse definitivamente ni tan grande para conciliar con la muerte.

Este golpe me deja la certeza de  la  absoluta insignificancia de mi existencia.

A  mi madre , María Elina Guerra de Malaspina, he dedicado en primera instancia  las bagatelas de mis libros, títulos y reconocimientos.

Con su vida sencilla le enseñó a todos sus hijos  la importancia de los valores humanos,
de los cuales jamás habló porque nunca fue a la escuela, pero eran muy naturales para ella;
y esa peculiaridad nos hizo entender también la trascendencia del silencio.




viernes, 12 de septiembre de 2014

LA PARTIDA DE UN  GRAN CRONISTA







El 30 de agosto murió en un accidente de tránsito mi dilecto amigo, el Dr. José Ramón López Gómez (tenía 88 años y pudo vivir más de cien) uno de los creadores del doctorado en Ciencias Médicas en Venezuela y muy destacado cronista. Fue alumno del Dr. Julio de Armas; y cuando supo que yo estaba escribiendo  sobre su profesor se emocionó y me distinguió con su  aprecio y amistad. Lo visité varias veces. Solía hablar de medicina, filosofía, historia y poesía. Le puso el nombre a mi libro: JULIO DE ARMAS, RECTOR DE LA DIGNIDAD; y logró que la autoridades de la Universidad de Carabobo lo publicaran y bautizaran por todo lo alto.

 Me obsequió su poemario NOCTURNAL. Uno de los poemas me parece extraordinariamente bello y suelo leerlo en voz alta:

LA CANCIÓN DE LA NOCHE:

Los árboles se han acostado
muy temprano
y las estrellas asoman sus
puntos de luz

para que los grillos comiencen
pronto su música
los cocuyos de luz  ensayan
sus danzas
y la brisa juguetona peina
las oscuras espigas
de las sombras
los duendes imperceptibles de
la nada
penetran el aire cargado de
aromas
y cantan, cantan, cantan


(FOTO DE IZQ A DER: Dr. Jose Ramón López Gómez, Dra.Luisa Maldonado, Edgardo Malaspina y Dra. Jessi  de Romero)